El EI lanza al vacío a los «culpables» de sodomía

Ya en el suelo, lapidan el cuerpo por si le queda algo de vida

Fotografía publicada junto al relato del castigo que aplican a los que practican la “sodomía”.
Fotografía publicada junto al relato del castigo que aplican a los que practican la “sodomía”.

La brutalidad del Estado Islámico (Daesh por las iniciales de su nombre en árabe) no tiene límites. Después de quemar vivo a un piloto militar jordano, del que ofrecen todo tipo de detalles en el último número de su “revista” oficial, insertan fotografías y el relato del castigo que aplican a los que practican la “sodomía”. Consiste en subir al “culpable” a la terraza de un piso de gran altura y lanzarle al vacío. Ya en el suelo, apedrear el cuerpo por si le quedaba algo de vida.

En concreto, señalan que recientemente, en la ciudad de Raqqa, el Estado Islámico “llevó a cabo el castigo sobre un hombre declarado culpable de participar en sodomía. Fue llevado a la cima de un edificio y arrojado fuera”.

Asimismo, relatan otros castigos por lo que califican “desvíos sexuales”. “También en Raqqa, una mujer fue lapidada después de haber sido declarado culpable”, se supone que de adulterio. “En Wilayat al- Khayr, por su parte, un hombre fue azotado recientemente como castigo disciplinario después de que se encontrara en su poder material pornográfico”.

Los “moralistas” del DAESH justifican estas atrocidades para combatir el “advenimiento de la revolución sexual”. “Hace cinco décadas, Occidente se vio inmersa en una espiral descendente de la desviación sexual y inmoralidad. Con ella llegó una gran cantidad de enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el SIDA, hasta ahora incurables”.

“La enfermedad --agrega-- se tornó incontrolable, la tasa de niños nacido fuera del matrimonio se disparó, y la familia nuclear estaba en camino de convertirse en una reliquia del pasado. En lugar de tomar atención a la destrucción de su tejido social y el cambio de su forma de vida, los infieles persistieron en su desafío”.

El Estado Islámico ataca a los parlamentos que han legalizado lo que denominan “el matrimonio sodomita” y utilizan sus sistema educativo para corromper a los niños desde el nivel inicial mediante la introducción de libros en el plan de estudios, en los que se combate la homofobia”.

“En medio de esta afrenta generalizada a la disposición humana natural, --agrega-- el Estado Islámico continúa sus esfuerzos en contra de estos actos de extravío, que los occidentales consideran como parte de sus valores, mediante la implementación de las resoluciones de Alá sobre los que practican cualquier forma de desviación o transgresión sexual”.