El Gobierno confirma 51 españoles muertos

Las autoridades descartan recuperar hoy cuerpos de la zona del accidente del avión de Germanwings

Un Airbus A 320 de Germanwings.
Un Airbus A 320 de Germanwings.

El Gobierno ha confirmado hoy que han sido identificados 51 ciudadanos españoles a bordo del avión de la compañía Germanwings que se estrelló ayer. En cuanto a las labores de rescate, se centrarán hoy en encontrar la segunda caja negra y geolocalizar y señalizar los cuerpos de las 150 víctimas. Francia asegura que la caja negra localizada ayer está dañada pero podrá obtenerse información y que tardarán varios días en recuperar los cuerpos.► Ana Pastor dice que el rescate de los restos del avión será difícil ► Un fallo técnico pudo provocar el accidente ► Lufthansa niega la relación del accidente con la reparación ► El avión doblaba la edad media de la flota germana ►El aeropuerto del Prat, la otra zona cero ► Fotogalería: Labores de rescate en los Alpes /Desolación en El Prat

El Gobierno ha confirmado hoy que han sido identificados 51 ciudadanos españoles a bordo del avión de la compañía Germanwings que se estrelló ayer en los Alpes franceses.

Así lo han anunciado en una comparecencia en Moncloa los secretarios de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, después de la segunda reunión del gabinete de crisis creado por el Gobierno tras el accidente.

Martínez ha explicado que se trata de un "dato provisional"que se ha recabado a medida que los familiares de los pasajeros lo han comunicado al comité de crisis, que sigue desde el aeropuerto de El Prat la atención a los familiares, pero que en cualquier caso será una cifra "muy cercana a la definitiva".

Por su parte, el coordinador de medios aéreos que se encuentra en la zona del accidente, Xavier Roy, ha explicado esta mañana que a lo largo del día van a volar 7 helicópteros de la Gendarmería francesa y de los bomberos para trasladar a la zona del siniestro a los investigadores y forenses “porque no se puede acceder a pie”. La principal misión, ha dicho, es encontrar la segunda caja negra y saber exactamente el punto en el que chocó el avión.

Según ha explicado Roy, la labor de los forenses e investigadores se va a centrar en geolocalizar, balizando y etiquetarlos los cuerpos, para luego trasladarlos a Marsella, Lyon o París, donde se llevarán a cabo las labores de identificación.

Además, Roy ha dicho que esta tarde comenzarán a llegar los familiares españoles pero que les recomiendan que no vayan a la zona del accidente porque las cuerpos están diseminados en una zona de unos 650 metros de largo y entre 200 y 400 metros de desnivel. El coordinador de medios aéreos ha asegurado que “jamas” ha visto nada igual.

Roy también ha explicado a los medios de comunicación presentes en la zona que el problema de acceder a pie es que el terreno es muy empinado y resbaladizo debido a las nevadas caídas en los últimos días.

En cuanto a las hipótesis de la causa del accidente, Roy ha dicho que no se quieren apresurar pero que algo pasó dentro de la cabina porque los pilotos no enviaron ninguna señal de alarma ni se pusieron en contacto con la torre de control para alertar de algún problema.

La zona está vedada al vuelo, incluido el de drones, ha señalado el coordinador, que ha agregado que también se vigilan los accesos por otros medios. "Lo más sorprendente del lugar de los hechos es que prácticamente no hay nada. Uno espera encontrar un motor, una parte grande del avión, pero lo más grande que se ve es del tamaño de la carrocería de un coche", ha dicho. En este sentido, fuentes de la identificación criminal han indicado que es muy posible que tras la colisión hubiera una explosión a causa del queroseno del avión, por lo que no se podrán encontrar cuerpos completos sino restos.

Los equipos de rescate por tierra retomaron al amanecer hoy las labores de búsqueda de los restos del avión de la aerolínea germana Germanwings, que se estrelló ayer en los Alpes franceses cuando efectuaba el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf, informa Efe. El movimiento de vehículos se intensificó a partir de las 07.00 horas (06.00 horas GMT) nada más que salió el sol en la localidad de Seyne-les-Alpes, a pocos kilómetros del lugar del accidente y donde se concentran los servicios de rescate. Las autoridades francesas descartan "casi por completo"poder recuperar hoy cuerpos de los fallecidos.

Una columna de gendarmes ha retomado la ruta a pie hacia el lugar, después de que por la noche tuviera que detenerse a causa de la nieve. El terreno es muy inestable y en pendiente y resulta peligroso para los equipos de rescate. Las autoridades apenas albergan esperanzas de encontrar con vida a alguno de los 150 ocupantes del avión, seis de ellos miembros de la tripulación.

Las autoridades tratarán de crear un camino hacia el lugar donde se encuentran, casi pulverizados, los restos del Airbus A320 y que durante la noche ha permanecido vigilado por cinco gendarmes. Durante la noche ha nevado en la zona del accidente y se espera que esta mañana las condiciones meteorológicas no sean muy propicias para facilitar las labores de rescate. Aunque las nubes están altas, lo que facilita el vuelo de los helicópteros, es posible que llueva y que haya viento a lo largo del día, según los servicios meteorológicos. Se espera que por la tarde las condiciones mejoren.

También se espera que a lo largo del día se intensifique la investigación, tras haber encontrado ayer una de las cajas negras, la que graba las conversaciones de los pilotos. El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, reconoció hoy que la caja negra está dañada pero dijo que será posible analizarla. En una entrevista concedida a la emisora "RTL", el ministro indicó que va a ser posible reconstituir los datos de esa caja, la que graba las conversaciones de los pilotos, para tratar de esclarecer lo sucedido. Para saber porqué los pilotos no llegaron a enviar una señal de socorro. El secretario de Estado de Transportes de Francia, Alain Vidalies, a las 9:30 que la caja ya ha llegado a París, donde expertos de la Oficina de Investigación y Análisis gala (BEA) van a analizara desde "esta mañana". En declaraciones a la emisora radiofónica, Vidalies ha dicho que "su análisis comenzará esta mañana". "La BEA ha recibido la caja, está dañada pero creo que podrá ser analizada"en "cuestión de horas". El secretario de Estado de Transportes francés ha afirmado que los investigadores de la BEA se centrarán en primer lugar en analizar "las voces humanas"y las "conversaciones". "Incluso si no hay una conversación en la última media hora, se podría trabajar sobre los sonidos en bruto en el interior de la cabina. Eso lleva más tiempo", ha explicado. Más lento será el análisis de los silencios y sobre todo los ruidos que pueden indicar que aparatos se usan.

El contacto de los pilotos del avión se perdió a las 10.31 hora local (09.31 GMT), unos 20 minutos antes del choque, ha indicado hoy la ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal. La torre de control de la localidad francesa de Aix-en-Provence, en el sur del país, pudo hablar por última vez con la cabina a las 10.30 hora local (09.30 GMT), en un momento en que el avión se encontraba a 11.400 metros de altitud. Los controladores, tal y como ha afirmado Royal en la emisora "RMC", indicaron a los pilotos que mantuvieran ese nivel de vuelo y que se pusieran en contacto con la torre posteriormente, y recibieron la confirmación desde la cabina. Un minuto después, no obstante, el avión comenzó a descender sin autorización, y los pilotos, según la ministra, no respondieron a la llamada de los controladores cuando estos les preguntaron por la pérdida de altura.

Las autoridades francesas han organizado un importante dispositivo en Seyne-les-Alpes para acoger a los familiares de las víctimas que quieran trasladarse hasta el lugar, donde también se ha instalado una capilla ardiente. Saben que las familias necesitan respuestas, saber qué ha pasado. La primera familiar de una de las víctimas, una mujer de unos cincuenta años y devastado por el dolor, ha llegado allí sobre las 9:00h. La primera de muchas personas que bien en sus propios coches, bien en avión hasta Marsella y luego en autocar, irán llegando a Seyne-les-Alpes a lo largo del día. Allí serán acogidos por un equipo preparado de psicólogos, médicos, enfermeras e intérpretes movilizados para arropar a las familias de las víctimas.

Esta zona montañosa ha movilizado a sus habitantes para atender a las familias. Profesores de español y alemán para facilitar la comunicación, cocineras, personal de instalaciones hoteleras, psicólogos... Todos han mostrado su solidaridad y están preparados para apoyar a aquellos que sufren la muerte de sus seres queridos.

Allí también está previsto que viajen a primera hora de la tarde el presidente francés, François Hollande, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

El avión, un Airbus A320 de la compañía alemana Germanwings, que efectuaba el trayecto entre Barcelona (España) y Düsseldorf (Alemania), se estrelló ayer en los Alpes franceses con 150 personas a bordo.

El primer ministro francés, Manuel Valls, descartó que haya supervivientes, en una breve intervención ante la Asamblea Nacional "Un helicóptero ha podido aterrizar (en la zona) para constatar desgraciadamente el hecho de que solo hay víctimas", indicó el jefe del Gobierno galo.

La Gendarmería francesa cree que tardará varios días en recuperar los cuerpos de las víctimas en el avión siniestrado ya que los restos se encuentran dispersos y en un perímetro de una hectárea de muy difícil acceso.

Los helicópteros de rescate que se han encargado de sobrevolar la zona cancelaron anoche temporalmente su trabajo por la falta de visibilidad. El Ejecutivo francés había movilizado a diez aparatos, que ha retomado hoy sus vuelos mañana al amanecer.

"Van a explorarse todas las pistas, incluida la terrorista, aunque esta última hipótesis no es la prioritaria", precisó el portavoz ministerial, Pierre-Henry Brandet, quien explicó que el avión realizó, según los primeros indicios, una "trayectoria anormal"antes de estrellarse.

En una breve nota, la aerolínea Germanwings dijo que "lamenta confirmar"que un Airbus A320 de Germanwings "ha estado involucrado en un accidente a las 11.00 horas aproximadamente cerca de Niza (Francia)"y anunció que ha abierto una "investigación completa"para averiguar las causas.

Las condiciones meteorológicas en el momento del siniestro eran excelentes, según los medios especializados franceses.

Las condiciones "eran incluso óptimas, con un tiempo seco y un cielo totalmente despejado durante toda la mañana", viento débil o prácticamente nulo y sin ninguna nube peligrosa a la vista, describió la cadena especializada Météo.

El avión partió de la terminal 2 del aeropuerto de El Prat de Barcelona, donde se ha abierto una sala de atención a los familiares y amigos de las víctimas.

El principal sindicato de los controladores aéreos franceses, SNCTA, que había convocado una huelga entre los próximos 25 y 27 de marzo, decidió hoy suspender su protesta tras el siniestro.

Germanwings, que fue fundada en 2002, ha asumido los vuelos dentro de Alemania y las rutas en Europa de la matriz desde 2012 desde aeropuertos que no sean Fráncfort o Múnich.

Tiene una flota de 85 aviones, emplea a más de 2.000 personas, y vuela desde Colonia/Bonn, Stuttgart, Berlín-Schönefeld, Hannover y Dortmund a Europa, Israel y el norte de África.