El líder socialista luso urge aclaraciones sobre un posible segundo rescate

António José Seguro, líder del Partido Socialista, el principal de la oposición en Portugal, exigió hoy aclaraciones al Gobierno conservador luso acerca de la posibilidad de un nuevo rescate al país.

Seguro reaccionó así a las manifestaciones del ministro de Economía, António Pires de Lima, quien asumió desde Londres la intención de negociar en 2014 una línea de crédito con la "troika", diferente a un rescate, encaminada a facilitar la colocación de deuda en el mercado.

"No podemos vivir en esta inestabilidad, en esta irresponsabilidad y en esta incompetencia, porque estamos tratando de la vida de los portugueses. El primer ministro tiene que aclarar la situación urgentemente ante los portugueses", dijo el dirigente socialista.

En septiembre pasado, el Gobierno portugués ya admitió su interés en negociar con la "troika"acreedora una nueva línea de crédito que facilite su salida de la crisis una vez acabados los fondos del rescate en junio de 2014, después de tres años de rescate financiero.

Este es un proyecto similar al que se propuso a Irlanda y que difiere de la situación en Grecia, cuyo Gobierno pidió un segundo rescate, que implica condiciones más duras, por no haber cumplido con lo exigido.

No obstante, Dublín, cuyo programa de asistencia internacional acaba en diciembre, aventaja a Lisboa, pues cotiza actualmente en el mercado de deuda secundario al 3,60 % de interés en las obligaciones a diez años frente al 6,10 % de los títulos portugueses, un tipo aún considerado alto.

El Ejecutivo de Pedro Passos Coelho, que ha elaborado de nuevo unos austeros presupuestos para 2014 después de cuatro años de grandes recortes, cree que el programa de la UE y el Fondo Monetario Internacional se está cumpliendo, aunque alertó de que existen riesgos, especialmente si el Tribunal Constitucional anula más medidas de austeridad.