El nieto de Churchill tampoco se salva y es expulsado por Boris Johnson

El Partido Conservador pierde su dominio en los Comunes al quedarse con 298 escaños frente a los 320 de la oposición

El Partido Conservador pierde su dominio en los Comunes al quedarse con 298 escaños frente a los 320 de la oposición

El Brexit también se ha llevado por delante a viejas glorias. Es el caso de Nicholas Soames, nieto del ex primer ministro conservador británico Winston Churchill, que está entre los 21 diputados expulsados del partido por el actual líder, Boris Johnson, por rebelarse contra sus planes de Brexit.

Se incluyen también en este grupo Kenneth Clarke, el diputado más veterano y por tanto "el padre"de la Cámara de los Comunes, y los recientes ministros Philip Hammond, David Gauke y Rory Stewart. Estos parlamentarios votaron anoche con la oposición a favor de una enmienda para asumir el control de la agenda parlamentaria -que normalmente gestiona el Ejecutivo- para promulgar una ley que evite una salida sin acuerdo de la Unión Europea (UE) el 31 de octubre.

Con su expulsión del grupo parlamentario conservador, que se suma a la defección ayer del diputado Phillip Lee, el partido gobernante pierde su dominio en los Comunes, al quedarse con 298 escaños (con los diez de su socio, el DUP norirlandés) frente a los 320 que acumula la oposición.

Los cesados conservarán su puesto como independientes y algunos, como Soames, ya han adelantado que no se presentarán a las próximas elecciones, lo que sume en una crisis al Partido Conservador y pone en cuestión la viabilidad del proyecto de Johnson.

Soames, de 71 años, nombrado caballero por la reina Isabel en 2014, ha sido miembro del Parlamento desde 1983 y anteriormente se desempeñó como ministro de defensa junior. Él es el hijo de Mary Soames, el más joven de los cinco hijos de Churchill.

Cuando se le preguntó a Soames si este episodio supone el final del Partido Conservador que su abuelo conoció, dijo: “No. Pero es una mala noche”. “Es una lástima, me apena que todo esto haya sido sucedido: esto es exactamente lo que querían, así que tratarán de tener unas elecciones”, dijo en referencia al deseo de Boris Johnson de convocar elecciones anticipadas.

Desde que asumió el cargo de primer ministro hace seis semanas, Johnson ha sido implacable: llevó a cabo una de las mayores purgas de ministros en la historia británica moderna y anuló al Parlamento durante cinco semanas para evitar que Westminster pueda frenar la salida de Reino Unido sin acuerdo.


Ruth Davidson, que hace unos días dimitió como líder de los "tories"en Escocia, lamentó la brutal expulsión de sus colegas y se preguntó "cómo es posible, en nombre de todo lo bueno y sagrado, que no haya lugar"en la formación para Soames, descendiente del dirigente conservador más venerado de la historia reciente.

La marcha del nieto de Churchill, parlamentario desde 1983, ha sido condenada también por Guy Verhofstadt, negociador del Brexit del Parlamento europeo, que recordó en Twitter que su abuelo fue uno de los "padres fundadores"de la UE.