Política

El Parlamento presiona a los Veintiocho con el reconocimiento inmediato de Guaidó

España esperará hasta el lunes y la UE crea un grupo de contacto de 90 días que desemboque en la celebración de elecciones

Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo
Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo

Tras constatar que Nicolás Maduro "ha rechazado públicamente la posibilidad de celebrar nuevas elecciones presidenciales", la Eurocámara reconoce a Guaidó como mandatario legítimo

La Eurocámara ha dado un paso al frente al reconocer al líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó como “presidente interino legítimo de la República Bolivariana de Venezuela” de acuerdo a la constitución del país". En esta resolución que no tiene carácter vinculante también se pide a las capitales europeas “una postura unida y fuerte” que desemboque también en el reconocimiento de Guaidó hasta que no se produzcan elecciones presidenciales “nuevas, creíbles y transparentes”. En este mismo texto se recuerda que Nicolás Maduro ya ha rechazado de manera pública la posibilidad de nuevas elecciones después de la petición realizada por la alta representante Federica Mogherini en nombre de los Veintiocho el pasado sábado y se pide a las capitales europeas que, en caso de proceder al reconocimiento de Guaidó, “acrediten a sus representantes” en el país para que sean designados por las autoridades competentes. En una enmienda de última hora, también se exigió la liberación de los periodistas encarcelados.

Pero dentro de la burbuja comunitaria, esta maniobra de presión no tuvo el éxito esperado o, al menos, no en su sentido de urgencia. Pocas horas después de la votación, aprobada por abrumadora mayoría de 439 votos a favor 104 en contra y 88 abstenciones, las capitales europeas hicieron caso omiso a este llamamiento del Parlamento Europeo. Los ministros de Asuntos Exteriores de los Veintiocho se reunieron ayer el Bucarest (Rumanía) y volvieron a evidenciar la profunda división del club europeo sobre cómo proceder ante la crisis venezolana. España mantiene sus planes iniciales de respetar el ultimátum de ocho días dado a Maduro y esperará a reconocer a Guaidó hasta este próximo lunes. Se espera que los Alemania, Francia y Reino Unido también actúen de manera coordinada, respetando este mismo plazo, pero se desconoce qué harán el resto de los miembros del club quienes en el comunicado de la semana pasada no especificaron ningún lapso de tiempo concreto. La reunión de ayer no sirvió para limar asperezas.

La máxima representante de la diplomacia europea, Federica Mogherini, no contestó a este interrogante en la rueda de prensa al término de la reunión y se limitó a recordar que el reconocimiento corresponde a las capitales europeas y que es una prerrogativa que éstas guardan con celo. Como ejemplo poco alentador, se remitió al caso de Kosovo (cinco países europeos siguen sin reconocer como Estado a la provincia serbia de mayoría albanesa mientras el resto lo hacen) como ejemplo de esta paradoja en la política exterior europea. “Se sigue trabajando para conseguir un consenso mayor”, se limitó a señalar el ministro de Exteriores Josep Borrell .

Como gran acuerdo de este cita en Bucarest, la constitución de un grupo de contacto con actores de la región con una duración de 90 días y que tiene el propósito de “crear confianza y crear las condiciones para que surja un procesa creíble” que conduzca a elecciones, en palabras de Mogherini. Según la política italiana, el objetivo de esta iniciativa no es “mediar” sino “acompañar” al país. La primera reunión podría tener lugar la próxima semana. Este grupo estará formado por la UE, así como varios de sus países miembros, como Francia, Reino Unido, Alemania, Portugal, España, Países Bajos, Italia, Suecia, mientras que en la parte latinoamericana ya han confirmado su participación Ecuador, Costa Rica, Uruguay y Bolivia. Bruselas sigue en contacto con otros Estados y la lista aumentará en los próximos días.

España es uno de los países que lleva liderando esta iniciativa durante meses. Antes de la marcha en la que Guaidó juró como presidente. Para Borrell, “nunca es tarde si la dicha es buena” aunque se lamentó de que esta decisión no se hubiese producido “hace un mes” ya que “ahora estaríamos en condiciones más operativas para hacer frente a una situación que sabíamos que a partir del día 10 de enero podía producirse en cualquier momento”.

Minutos después al gesto de la Eurocámara, el propio Guaidó señaló en su perfil de Twitter que: "¡Hemos dado un gran paso en nuestra lucha por la democracia!". Asimismo, el presidente interino agradeció la decisión del Parlamento Europeo de "reconocer todo el esfuerzo que hemos llevado adelante los venezolanos por la restitución del orden constitucional en nuestro país".

De hecho, Guaidó confesó asimismo que acababa de mantener una conversación telefónica con Tajani una hora después del reconocimiento oficial. "Iniciamos hoy procesos de cooperación entre Europa y Venezuela, de cara a la protección de los activos y la ayuda humanitaria. A la espera de los países de Europa".

Tajani ha celebrado que "el Parlamento Europeo es la primera institución europea"en reconocer a Guaidó y ha instado a los Gobiernos comunitarios y a la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, a hacer "lo mismo cuanto antes a fin de tener una posición única y fuerte". De hecho, como explicaba ayer a LA RAZÓN, Leopoldo López, el padre del dirigente opositor detenido, es necesario que los 28 países de la UE se pongan de acuerdo "y dada la legislación vigente en la UE, el acuerdo tiene que ser unánime". Parece que Austria y Grecia son los países más reticentes a este reconocimiento expreso.