El presidente de Portugal pide a Passos Coelho que busque un gobierno «estable»

Reunión del presidente de Portugal Anibal Cavaco Silva (d) y Pedro Passos Coelho
Reunión del presidente de Portugal Anibal Cavaco Silva (d) y Pedro Passos Coelho

El presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, encargó hoy al primer ministro en funciones, el conservador Pedro Passos Coelho, quien venció en las elecciones legislativas del domingo, que busque "una solución de gobierno"que asegure la estabilidad del país, dado que no logró la mayoría absoluta.

"Encargué a Pedro Passos Coelho que haga gestiones con la meta de evaluar las posibilidades para constituir una solución de gobierno que asegure la estabilidad política y la gobernabilidad del país", dijo Cavaco Silva en una declaración televisada a todo el país.

Tras recordar los desafíos que afronta Portugal, Cavaco Silva incidió en que "este es un tiempo de compromiso"y "la cultura del diálogo y la negociación"debe estar siempre presente.

"Las fuerzas políticas tienen que poner, en primer lugar, el superior interés de Portugal", alertó Cavaco Silva, tras recordar que el país acaba de salir de un duro programa de recortes sociales y subidas de impuestos a cambio del rescate financiero concedido por la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Passos Coelho obtuvo cerca del 39 % de los votos al frente de la coalición de centroderecha entre su partido, el Socialdemócrata (PSD), y los democristianos del CDS-PP, que se presentaron esta vez con listas conjuntas, al contrario que en la anterior cita electoral.

Sin haber consultado al resto de las formaciones, como ocurrió en otras ocasiones, el presidente portugués escogió a Passos Coelho para liderar las negociaciones para la formación de un gobierno que no tendrá mayoría absoluta en el Parlamento, donde necesitará de la cooperación del opositor Partido Socialista (PS).

Con su decisión, queda prácticamente descartada la formación de un Ejecutivo de concentración de izquierda, con el PS, los marxistas del Bloque de Izquierda y los comunistas, con cuyos escaños se alcanzaría la mayoría absoluta.

Efe