El Sinn Féin confirma su éxito electoral al lograr el tercer escaño en Estrasburgo

El Sinn Féin, antiguo brazo político del ya inactivo IRA, logró hoy su tercer escaño al Parlamento de Estrasburgo, después de tres días del lento recuento de los votos emitidos en las elecciones europeas celebradas el viernes.

A falta de adjudicarse el último de los once representantes que tiene la República de Irlanda en la Eurocámara, el conservador Fine Gael (FG) obtiene cuatro eurodiputados, los mismos que en la anterior legislatura, cuando estaban en liza doce asientos.

El gran perjudicado ha sido el Partido Laborista, socio minoritario del FG en el Ejecutivo, que ha perdido su dos eurodiputados al ser castigado por el electorado por la austeridad impuesta en el rescate solicitado en 2010 a la Unión Europea y el FMI por 85.000 millones de euros, programa de ayuda que abandonó el pasado diciembre.

El centrista Fianna Fáil (FF), el partido que más veces ha gobernado en Irlanda, tiene de momento un asiento y podría añadir uno más si su candidato en la circunscripción Interior-Norte-Oeste Pat Gallagher derrota a la independiente Marian Harkin.

Los otros dos escaños irlandeses fueron logrados por los independientes Luke Flanagan y Nessa Childers.

Además de los tres asientos que ha logrado en el sur de la isla, el Sinn Féin retiene en Irlanda del Norte el logrado hace cinco años por Martina Anderson, la candidata más votada en la provincia británica en las elecciones europeas celebradas en el Reino Unido el jueves.

La formación nacionalista también ha cosechado un gran resultado en los comicios locales, a pesar de que su presidente, Gerry Adams, fue detenido el pasado 30 de abril por el asesinato de una mujer católica cometido por el Ejército Republicano Irlandés (IRA).

Después de cuatro días de interrogatorios, la Policía norirlandesa (PSNI) le puso en libertad sin cargos, pero Adams denunció que su arresto pretendía dañar al proceso de paz y las aspiraciones de su partidos en estas elecciones.

Poco más de tres millones de irlandeses estaban llamados a las urnas para elegir once eurodiputados y 949 representantes municipales que, a falta de seis puestos por asignar, han sido ganados por el Fianna Fáil, tercera formación nacional.

Así, FF tiene, de momento, 266 representantes, 237 los independientes y otros partidos minoritarios y 157 el Sinn Féin, que triplica los resultados de 2009.

Por contra, el FG del primer ministro irlandés, Enda Kenny, con 232 escaños, pierde en torno a un 8 % de apoyo respecto a hace cinco años y el Laborista se sitúa en 51, menos de la mitad de los que tenía.

Los malos resultados de los partidos que forman la coalición de Gobierno provocaron que el viceprimer ministro y titular de Exteriores, Eamon Gilmore, presentase este lunes su dimisión como líder de los laboristas.