Publicidad
Publicidad
Internacional

Famosos casos de corrupción en la Historia reciente de China

El juicio a Bo Xilai, antigua estrella ascendente del régimen comunista chino, es uno de los más esperados y mediáticos de la Historia contemporánea de China, aunque no es la primera vez que un destacado cargo del país se sienta en el banquillo de los acusados.

Publicidad

Los juicios a pesos pesados del régimen suelen ser utilizados por el Gobierno chino con fines ejemplarizantes, como luchar contra la popular opinión de que "todos los políticos son corruptos"y advertir a otros altos cargos bajo sospecha.

Además, en no pocas ocasiones, han sido usados por facciones dominantes del Partido Comunista para librarse de potenciales rivales.

Éstos son algunos de los juicios y casos de corrupción más recordados de la China contemporánea:

Publicidad

LA "BANDA DE LOS CUATRO"

------------------------

Publicidad

A la muerte de Mao en 1976, una China destrozada por diez años de Revolución Cultural culpó de aquellos excesos a cuatro máximos líderes comunistas de los 70: Jiang Qing (última esposa de Mao), Zhang Chunqiao, Yao Wenyuan y Wang Hongwen.

Destituidos en un golpe de Estado en octubre de 1976, fueron condenados en 1981 por los crímenes de la Revolución Cultural, entre ellos la persecución a 750.000 personas y la muerte de más de 34.000.

Jiang y Zhang fueron condenados a muerte, aunque sus sentencias se conmutaron más tarde a cadena perpetua (la misma pena que inicialmente recibió Yao), mientras que Wang fue sentenciado a 20 años de cárcel.

Los cuatro fueron, años más tarde, puestos en libertad por su avanzada edad y motivos de salud: Jiang se suicidó en un hospital en 1991, mientras que Wang murió al año siguiente, y Yao y Zhang en 2005.

CHEN XITONG, SHANGHÁI CONTRA PEKÍN

Publicidad

----------------------------------

Uno de los primeros grandes casos de corrupción en la China postmaoísta afectó al alcalde de Pekín entre 1983 y 1993, Chen Xitong. Acusado de malversación en negocios inmobiliarios, fue condenado en 1998 a 16 años de cárcel, de los que cumplió ocho.

Para los observadores, el caso fue una venganza política del poder central, entonces dominado por el "clan de Shanghái"(el entonces presidente, Jiang Zemin, fue el máximo líder comunista en esa ciudad en los años 80), contra la facción pequinesa rival.

CHENG KEJIE, EL ÚNICO EJECUTADO

-------------------------------

Aunque China es el país con más ejecuciones judiciales del mundo, en los grandes casos de corrupción, aunque la sentencia sea a muerte, ésta raramente se aplica, y suele conmutarse por cadena perpetua pasados dos años.

Existen excepciones a nivel de gobiernos locales y provinciales, pero a nivel nacional una de las pocas que se encuentran es la de Cheng Kejie, exvicepresidente de la Asamblea Nacional Popular (Legislativo), ejecutado en septiembre del año 2000 por aceptar sobornos por valor de casi 5 millones de dólares.

Cheng, que gastó gran parte de su fortuna malversada en los casinos de Macao, es el cargo de mayor rango que ha sido ejecutado en la Historia del régimen comunista chino.

CHEN LIANGYU, EL "ZAR"DE SHANGHÁI

----------------------------------

Para muchos es el caso más similar al de Bo Xilai, ya que Chen también ocupó la secretaría general del Partido Comunista en una de las mayores ciudades de China (Shanghái) y los analistas lo veían como un ascendente rival del entonces presidente chino Hu Jintao.

Chen era entonces la cabeza del "clan de Shanghái", enfrentado a la facción de Hu, de talante más conservador, por lo que el juicio se interpretó como otra revancha política.

En abril de 2008, Chen fue condenado a 18 años de prisión por similares cargos por los que responde Bo desde hoy: sobornos, abuso de poder y fraude en el mayor fondo de pensiones nacional. Chen Liangyu, el antes citado Chen Xitong y Bo Xilai son los únicos miembros del todopoderoso Politburó del Partido Comunista que han estado en el banquillo de los acusados.

LIU ZHIJUN, FRAUDE DE ALTA VELOCIDAD

------------------------------------

El de Bo no es el único gran caso de corrupción que afrontan los tribunales chinos este año: en julio, el exministro de Ferrocarriles, Liu Zhijun, era condenado a muerte, con la pena suspendida por dos años (conmutable a cadena perpetua pasado ese periodo) por aceptación de sobornos y abuso de poder.

Liu, destituido en 2011, fue considerado culpable de apropiarse de fondos públicos en la construcción de la red china de trenes de alta velocidad, que en cinco años pasó de la nada a ser la mayor del mundo, con más de 9.000 kilómetros.

La caída de Liu también tuvo consecuencias para el Ministerio de Ferrocarriles, que fue desmantelado, tras haber sido uno de los más poderosos en China.