Frente republicano en torno al presidente

Los demócratas sufren deserciones, los conservadores votan en bloque

Resultó muy significativo que así como dos demócratas votaron contra la disposición, los republicanos lo hicieron en bloque. Ni una papeleta en contra. Ni una sola palabra disonante. Ni una garganta diciendo algo en sentido contrario. Por muchas dudas que pueda suscitar la conversación entre Trump y el presidente de Ucrania, Vladimir Zelenksi, por mucho que se especule con la pavorosa imagen de un presidente acusado de retener la ayuda económica y militar a un socio estratégico mientras no se comprometa a contribuir a la destrucción de un rival político, de un ciudadano de EE UU, llegada la hora del sufragio promovido, a rastras, por Nancy Pelosi. La aritmética fue implacable. Cero disensiones. Una baza más para la imagen de candidato ganador de Trump en los próximos comicios.

En el otro bando, al menos, sí hubo dos voces en contra. Jeff Van Drew y Collin Peterson rompieron la línea partidista y abrazaron las posiciones rivales. Tanto el congresista por Nueva Jersey como de Minnesota se enfrentan a unas elecciones en 2020 que pueden enviarlos de vuelta a casa. Entre sus potenciales votantes, el procedimiento del «impeachment» contra Trump no parece gozar de un apoyo fervoroso, ni siquiera entre los que simpatizan con los demócratas. En opinión de Peterson, «este proceso de destitución continúa siendo irremediablemente partidista». También subrayó su escepticismo respecto a que el proceso sea «abierto, transparente y justo». Seguir este camino sin el apoyo de los republicanos, asegura, «es un error». El testimonio más dramático del día le correspondió a una demócrata, a la congresista Katie Hill, que se despedía de su escaño tras dimitir por un escándalo sexual.