«Hay ministros que roban porque creen que esto se desmorona»

Hugo Chávez en una de las entrevistas que concedió a  Mario Silva.
Hugo Chávez en una de las entrevistas que concedió a Mario Silva.

Hasta el sector más recalcitrante del chavismo admite divisiones, corrupción y conspiraciones dentro del Gobierno. Es lo que en Venezuela ya llaman el «chavistagate». El diputado Ismael García desveló ayer, durante una rueda de prensa junto a otros miembros de la Mesa de la Unidad Democrática, la existencia de una grabación secreta que recoge una conversación mantenida entre Mario Silva, periodista del programa oficialista «La Hojilla», y Aramis Palacios, teniente coronel del G2 cubano. Según el político opositor, el audio evidencia «una situación extremadamente grave» y asegura que fue registrado para ser entregado al presidente cubano, Raúl Castro, «quien orienta y dirige la política de este país». Un documento que vale oro.

En la grabación, Silva –conocido como «el perro ladrador de la revolución»– expresa: «Cuando se habla de devaluación, el problema es la fuga de divisas en algunas empresas de Diosdado Cabello», presidente de la Asamblea Nacional. Y es que, según afirma, «hay ministros aquí, compadre, que no saben ni siquiera qué hacer. Y lo más probable es que estén robando, Palacios, porque creen que esto se va a desmoronar».

El presidente de la Asamblea también estaría «corrompiendo con la generación del 85» a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). Agrega Silva que Cabello «dijo que quería controlar, no ser presidente». Asimismo, indicó que dentro de la FANB existen «cuadros medios que odian, desprecian, la actitud de Diosdado», por lo que en el cuerpo castrense «no todo está perdido». Así, confirma la existencia de fuertes divisiones dentro del Ejército y del chavismo, como vienen denunciando la oposición. Silva expresó que el presidente Nicolás Maduro y su esposa habrían evitado reunirse con Diego Molero, ministro de Defensa, quien, al parecer, buscó solucionar una «situación grave interna» dentro del Ejército, causada por los rumores.

El presentador también manifestó que la inclusión de artistas convirtió la campaña en «un show tipo sábado sensacional», lo que a su juicio generó rechazo en la gente. Durante la conversación, en la que el oficial cubano se limita a escuchar, Silva caricaturiza a Maduro por decir que «su cara se había aparecido en las manos del comandante» Chávez. «Jorge Rodríguez –jefe de campaña– me llamó para decirme que tuviera cuidado con lo que decía, porque en dos días podían tumbar la campaña», añadió.

Silva expresó que una vez Fidel Castro cuestionó que Hugo Chávez no hubiera terminado con las elecciones «burguesas», «porque el pueblo se equivocaba y estoy absolutamente de acuerdo. Las elecciones aquí, así como están planteadas, nos pueden tirar un coñazo y nos pueden tumbar la revolución», agregó. Con respecto a los resultados de los comicios, cree que «la oposición era más peligrosa con dos puntos por debajo que por arriba». En ese sentido, planteó «que si hubiese ganado con un punto y medio» hubiera sido «la guerra». «Y la oposición no fue güevona», añadió en referencia a los cálculos de la coalición de Capriles, según los cuales tras dos años de gobierno de Maduro podría «tumbarlo por mala administración, por corrupción, por ineficiencia, por toda mierda, le tiro un revocatorio».

Mario Silva se refiere al riesgo de una posible guerra civil en el país si la oposición hubiera ganado las elecciones del 14 de abril. El periodista revela también casos de corrupción como que el ideólogo José Vicente Rangel anticipó, antes de morir Chávez, que Jorge Arreaza sería vicepresidente por lo «que hay que hablar con él para empezar a facilitar unos contratos de construcción».

La reacción del chavismo

El jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro, y el presidente del Parlamento, el oficialista Diosdado Cabello, salieron al paso de esta grabación. "Estuvimos reunidos con el camarada Diosdado ajustando una cantidad de planes que estamos haciendo (...) para ir casa por casa a tocar la casa del venezolano para llamarlo a la paz al trabajo de la patria", dijo Maduro al canal estatal VTV, en el que también se transmite La Hojilla las noches de lunes a viernes. Cabello, por su parte, dijo a periodistas de medios públicos en un paréntesis que hizo en su reunión con Maduro que "lo que presentaron los diputados de la oposición es su fiesta, su festín a ver qué levantan"y señaló que "ante eso"el chavismo ha manifestado "unidad, lucha, victoria".

Por su parte, el líder de la oposición, Henrique Capriles, dijo que la grabación revela "lo podrido del Gobierno". "El oficialista dejó al descubierto lo podrido del Gobierno, a los que nuestro pueblo llama los enchufados, se reparten el botín", se lee en la cuenta de Capriles @hcapriles. Además, indica: "Y también nos queda claro quien es el Jefe de Maduro,a quien está subordinado, ya lo habíamos dicho: a los Castro".