Política

¿Hay salida al «default»?

La Razón
La RazónLa Razón

- ¿Qué opciones tiene el Gobierno argentino para evitar el «default» (impago)?

–Hay que acatar el fallo judicial, que dice que tenemos que pagar 1.500 millones de dólares a los fondos. No hay mucha posibilidad de negociación. Lo que sí se puede negociar eventualmente es la forma de pago, por ejemplo, mediante bonos argentinos, como ya se ha hecho en otras ocasiones. Si se puede hacer una parte del pago con los bonos, no entraríamos en «default» y habría esperanza de que salgamos más tranquilos. Por eso hay que seguir hablando con el mediador y con el juez, quien sí podría refrendar una forma de pago que nos dé aire.

- ¿Cómo afectaría el «default» a la economía argentina?

–Si esto ocurre, agravaría la recesión que ya sufre la economía argentina, y sería muy perjudicial para nuestras provincias, porque podrían perder el crédito internacional, clave para seguir produciendo. También tendría un impacto en el desempleo. Fábricas como Volkswagen ya han despedido a obreros por un periodo bastante largo.

- ¿Qué teme que pueda hacer el Gobierno de la presidenta Cristina Fernández?

–Tememos que la imprudencia del Gobierno de Cristina Fernández nos pueda llevar a un nuevo «default». Me asusta la falta de estrategia. Hay quien dice aquí en Argentina que el Gobierno sabe hasta dónde quiere llegar, y también los que pensamos que el Gobierno está improvisando porque no tiene un plan. El peor mal de este Gobierno es que no es prudente, no escucha a gente que sabe y no busca ayuda de los demás partidos y sectores. Nos gustaría que trabajara más en consenso y coalición. Nos preocupa no sólo nuestra relación con Estados Unidos y Europa sino también con nuestros países más cercanos, como Uruguay, con quien nos estamos enemistando a pesar de que es un país que no se quiere pelear con nosotros.

- ¿Quién tiene la última palabra? ¿El juez?

–Ya hay una sentencia, y hay que cumplirla. El juez ha establecido un mediador para buscar la mejor forma de pagar y evitar que se cumpla el «default». Los responsables aquí son el ministro de Economía y la presidenta de la nación, que son quienes tomarán la decisión.

- Si el Gobierno paga los 1.500 millones a los fondos buitre, ¿se enfrentará a una reclamación de los bonistas (120.000 millones de dólares, según estimaciones) que aceptaron la reestructuración de la deuda?

–No es así. Existe una cláusula, llamada RUFO, que dice que esos bonistas podrían pedir las mismas condiciones de pago si Argentina hubiera mejorado el pago por su propia voluntad. Pero no ha sido así, sino que un juez ha obligado a Argentina a pagar esa cantidad (1.500 millones de dólares), y por tanto no habría lugar para reclamar ese dinero.

- ¿La presidenta ha dicho que se va a pagar esa deuda en algún momento?

–La presidenta Fernández ha dicho que sí se va a pagar, pero a la vez añade que Argentina no se va a dejar extorsionar. Es un doble mensaje que crea una gran incertidumbre.

*Diputada argentina del partido opositor PRO. Entrevista de Goyo G. Maestro