Identificadas un total de 23 víctimas del vuelo de Malaysia que se estrelló en Ucrania

Un total de 23 de las 298 víctimas del siniestro del vuelo MH17 de Malaysia Airlines ocurrido el pasado 17 de julio en el este de Ucrania han sido identificadas hasta el momento, informó hoy el Gobierno holandés.

Los expertos forenses de la base militar de Hilversum, en el norte de Holanda, identificaron en la última semana 21 nuevas víctimas, lo que eleva el total a 23, según precisó el Ejecutivo holandés en un comunicado.

De los 21 nuevos identificados, 16 tenían nacionalidad holandesa -uno de ellos también británica-, mientras que los otros procedían de Malasia (2), Alemania (1), Canadá (1) y el Reino Unido (1).

El Gobierno de Holanda advirtió de que la identificación de todas las víctimas "puede llevar meses", pese a que un equipo de 200 forenses trabaja intensamente, pero se comprometió a informar de forma regular de los progresos.

El coordinador de la misión forense en Hilversum, Arie de Bruijn, explicó a la agencia ANP que, por el momento, hay 174 cuerpos "más o menos completos"y 527 restos humanos.

De Bruijn también precisó que hasta ahora han llegado a la base 267 cajas con restos humanos, una cifra que posteriormente corrigió en una nota de prensa el Gobierno de Holanda, que la redujo a 228.

Asimismo, dijo que el proceso de identificación lleva cierto retraso debido a que en Ucrania los restos fueron tratados con mucho formol, lo que obliga a abrir las cajas con trajes protectores debido a los gases tóxicos que despide ese compuesto químico.

El coordinador de la investigación explicó también que han recibido 650 muestras de ADN de todos los países de los que procedían las 298 víctimas.

De momento, solo se sabe con seguridad que 196 de los pasajeros que viajaban a bordo del MH17 eran holandeses, aunque algunos tenían doble nacionalidad, y se cree que las otras víctimas procedían de Malasia, Australia, Indonesia, el Reino Unido, Sudáfrica, Alemania, Bélgica, Filipinas, Canadá y Nueva Zelanda.

Los expertos están también analizando los efectos personales y documentos identificativos que han llegado a Hilversum e informarán a las familias tan pronto como estén seguros de a quién corresponden, añadió De Bruijn.

Holanda se vio obligada el pasado miércoles a detener de manera temporal la misión de búsqueda y repatriación de restos humanos y materiales en el lugar del siniestro, debido a la situación de inseguridad en el este de Ucrania, donde combaten el Ejército regular ucraniano y las milicias separatistas prorrusas.

Más de 140 expertos pertenecientes a esta misión regresaron en diversos aviones militares hoy a Eindhoven (Holanda).

En paralelo, la Junta de Seguridad de Holanda, que intenta esclarecer si el avión de Malaysia Airlines fue derribado por un misil disparado desde territorio prorruso, dijo esta semana que el informe preliminar sobre las causas del derribo se retrasará algún tiempo debido precisamente a la difícil situación en el país.

El Ministerio Público de Holanda aclaró hoy que, pese a la suspensión temporal de la misión en Ucrania, la investigación criminal sobre lo ocurrido sigue adelante, si bien no pudo precisar una fecha para la presentación del informe.

El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, se reunió hoy en La Haya con su homólogo australiano, Tony Abbott, cuyo país está colaborando estrechamente en las labores de identificación y repatriación.