Política

Identificado el Policía que mató a un joven negro en Misuri

Imágenes de una cámara de seguridad en la que, según a Policía, aparecía el joven muerto robando en una tienda
Imágenes de una cámara de seguridad en la que, según a Policía, aparecía el joven muerto robando en una tienda

Las protestas raciales en la ciudad estadounidense de Ferguson (Misuri) quedaron rebajadas hoy después del relevo de la policía de la localidad por la Patrulla de Carreteras y de que las autoridades identificaran al agente implicado en la muerte de un joven negro el pasado sábado.

Esta mañana, cientos de personas continuaban manifestándose por las calles centrales de esa localidad, 20 kilómetros al noroeste de San Luis, en reclamo de información y una investigación del incidente, en el que murió Michael Brown, de 18 años, un joven al que la policía consideraba sospechoso de robo.

Las marchas, que concluyeron en incendios, saqueos y enfrentamientos con la policía en las últimas jornadas, hicieron que el gobernador de Misuri, Jay Nixon, ordenara el relevo de los agentes locales por la Patrulla de Carreteras para la contención de las protestas.

"Lo importante hoy es que garanticemos la seguridad y el orden en la ciudad mientras continúa la investigación de esta tragedia", dijo hoy Nixon en una conferencia de prensa.

El jefe de la policía local, Thomas Jackson, identificó como Darren Wilson al agente, con seis años de servicio y sin antecedentes disciplinarios, involucrado en el incidente, e indicó que el policía recibió atención médica por lesiones y se encuentra bajo permiso retribuido.

Las autoridades salieron así al paso de una de las exigencias de los manifestantes y los grupos comunitarios, que era conocer la identidad del agente que había disparado contra Brown, que, según los testigos, era blanco y cuyo nombre se había ocultado hasta ahora por motivos de seguridad.

En una declaración a los periodistas, Jackson aludió a un robo ocurrido poco antes del suceso en una tienda cercana y ofreció un informe sobre la condición de Brown como principal sospechoso de esa sustracción.

Asimismo, entregó imágenes que dijo que habían sido captadas por una cámara de vigilancia del local en las que se ve a un individuo corpulento de raza negra, con camiseta blanca, pantalones cortos color beige y una gorra roja que le cubre el rostro, cuando aparentemente tomó algo de un estante y golpeó al empleado.

Jackson dijo que el individuo había robado unas cuantas cajetillas de cigarros y que pocos minutos después por la radio de la policía se difundió la descripción del sospechoso.

Unos quince minutos después del robo, según la cronología dada por Jackson, el agente Wilson interceptó el paso a Brown y otro joven que caminaban por la calzada.

Las imágenes captadas por testigos en el sitio donde se produjo el incidente muestran a Brown, un joven corpulento, vestido con camiseta blanca, pantalones cortos color beige y una gorra roja.

Jackson no dio detalles de lo ocurrido entre Wilson y Brown, pero el informe policial indica que "al parecer se suscitó algún enfrentamiento o forcejeo entre ellos".

El jefe policial añadió que en el encuentro se produjeron entre cuatro y seis disparos.

Estos detalles han cambiado la impresión inicial del incidente, según la cual no había un motivo aparente para que el policía detuviera al joven, pero dejó en pie las críticas sobre el uso excesivo de fuerza contra una persona desarmada.

La violencia iniciada el domingo, cuando las protestas pacíficas derivaron en incendios y saqueos, culminaron el miércoles, cuando decenas de policías con uniformes militares, armas de guerra y vehículos blindados reprimieron a los manifestantes disparando balas de goma y gases lacrimógenos.

El destacamento de la Policía de Carreteras, bajo el mando del capitán Ron Johnson, un negro criado en Ferguson, se presentó al lugar con uniformes de calle, sin exhibición de equipos antimotines, y las manifestaciones continuaron de manera pacífica.

Dorian Johnson, que acompañaba a Brown cuando fueron interceptados por Wilson, ha dicho a la prensa que el agente policial se les aproximó y les ordenó, con lenguaje soez, que salieran de la calzada, tras lo cual intentó meter a la fuerza en el vehículo de patrulla al joven, que iba desarmado.

Johnson y otros testigos del incidente han señalado que se escuchó un disparo y que Brown intentó alejarse del vehículo cuando el agente lo siguió y le disparó varias veces, aun después que el joven levantó sus brazos en gesto de someterse.