Irakli Garibashvili, nuevo primer ministro de Georgia

El ex titular de Interior georgiano, Irakli Garibashvili, fue nombrado hoy nuevo primer ministro de Georgia, cargo en el que sustituye el multimillonario Bidzina Ivanishvili para convertirse a sus 31 años en el jefe de Gobierno más joven de la historia del país caucasiano.

Garibashvili encabezará el primer Gobierno de Georgia, que tras la reciente reforma constitucional se ha convertido en una república parlamentaria, donde el presidente es ahora una figura con funciones representativas.

La candidatura de Garibashvili y su Gobierno formado por 19 ministros, que hereda prácticamente en idéntica composición de su predecesor, será aprobada esta noche por el Parlamento georgiano, donde el partido oficialista cuenta con mayoría.

El nuevo jefe del Gobierno aseguró en su intervención ante el Legislativo que Georgia seguirá avanzando hacia la integración con la Unión Europea y la OTAN, un camino que calificó como una "elección del pueblo georgiano, una elección de la mayoría que no será revisada".

Al mismo tiempo, subrayó que tampoco renunciará a la normalización de las relaciones con Rusia, rotas desde la guerra en 2008 por el control del territorio secesionista georgiano de Osetia del Sur, que declaró unilateralmente, al igual que Abjasia, su independencia de Georgia al finalizar el conflicto.

No obstante, el diálogo con Moscú no será en ningún caso a costa de reconocer la independencia de esos dos territorio.

"En 2008, el 20 por ciento de los territorios georgianos fueron ocupados. Nuestro Gobierno, en cooperación con la comunidad internacional, continuará la política de no reconocimiento de los territorios y su liberación definitiva", proclamó Gabirashvili.

El mismo gabinete de ministros formado después de las elecciones parlamentarias de octubre de 2012, en las que Ivanishvili desbancó del poder al partido del ahora expresidente Mijail Saakashvili, se reedita con tan sólo una cara nueva, la del nuevo titular de Defensa, Alexandr Chikaidze, exjefe de la policía de Tiflis.

El Movimiento Nacional Unido (MNU) de Saakashvili, en oposición al Sueño Georgiano liderado aún por Ivanishvili, votará en contra del nuevo Gobierno.

La oposición "no tiene ninguna confianza en que Sueño Georgiano afronte bien los retos económicos"de Georgia, aseguró a Efe el diputado Mijail Machavariani, diputado del MNU.

El nombramiento de Garibashvili abre una nueva etapa política en la historia de Georgia, en la que prácticamente todo el poder ejecutivo se concentra en el primer ministro y su Gobierno gracias a una reciente reforma constitucional que instauró el parlamentarismo en el país.

El sistema presidencialista georgiano vivió su último día el pasado domingo con la investidura del nuevo presidente, Gueorgui Margvelashvili, que ganó las elecciones presidenciales de finales octubre con el 62,12 % de los votos.