Asia

Japón destaca el éxito del año dual con España y apela a un futuro prometedor

El embajador de Japón en España, Satoru Satoh, ha destacado hoy, en el marco del año dual entre ambos países, que se ha recorrido la mitad del camino "exitosamente"y ha previsto que la colaboración en política, economía y cultura en los próximos años contribuirá a la creación de un futuro más prometedor.

En un desayuno informativo, Satoh ha dado la bienvenida a la iniciativa del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de priorizar una política en el eje Asia-Pacífico y ha anticipado que está prevista la visita del presidente del Congreso, Jesús Posada, en las próximas semanas y un futuro encuentro con el Príncipe Felipe.

Ha subrayado que las principales áreas de cooperación que quieren fomentar en este año dual son la medicina, las energías renovables, las infraestructuras y el turismo.

El embajador también ha anunciado que gracias al apoyo del ministro de Defensa, Pedro Morenés, presente en el desayuno informativo, se firmará próximamente un memorando de entendimiento entre las autoridades de Defensa de España y Japón.

Sobre la política de defensa japonesa, ha dicho que mantendrá una diplomacia para la paz y mejorará la alianza con los países asiáticos y europeos.

En materia económica, Satoh ha afirmado que el déficit en la balanza comercial española entre ambos países es "un mito", porque las exportaciones de España a Japón han aumentado, y ha incidido en que su país no es caro para los inversores españoles.

Según el embajador, "gracias a las reformas del Gobierno", la economía española "se está portando muy bien", a pesar de las tres crisis que vive -la mundial, la europea y la propia-, y ha recomendado que ambos países aprendan uno del otro. Ha destacado los 400 años de relaciones entre ambos países y ha dicho que los valores compartidos entre españoles y japoneses son "la democracia y el respeto a los derechos humanos y al imperio de la ley".

Satoru Satoh ha asegurado que Japón no dejará de recurrir a la energía nuclear a pesar de que en marzo de 2011 un terremoto y un tsunami arrasaran la costa de la prefectura de Fukushima dando lugar al peor accidente nuclear de la historia desde Chernóbil. No obstante, el Gobierno japonés apostará de manera paralela y "en mayor cantidad"por las energías renovables.

"La importación de hidrocarburos está costando unos 30.000 millones de dólares --casi 22.000 millones de euros-- anuales", ha asegurado el embajador. "No se puede sostener (económicamente) un sistema con estas instalaciones sin utilizar", ha añadido. "Japón no va a abandonar el uso de energía nuclear (...) pero apostará paralelamente y en mayor cantidad por las energías renovables", ha concluido el embajador.