Actualidad

Dortmund: la Fiscalía alemana analiza la reivindicación de la extrema derecha

El martes, tres artefactos explosivos estallaron al paso del autobús que llevaba al Dortmund a su estadio para disputar la ida de cuartos de final de la Liga de Campeones

La Fiscalía General de Alemania examina aún la nueva supuesta carta reivindicativa, esta vez de la extrema derecha, en la que se atribuye el ataque a la plantilla del Borussia Dortmund.

Publicidad

La Fiscalía General de Alemania informó este sábado de que examina aún la nueva supuesta carta reivindicativa, esta vez de la extrema derecha, en la que se atribuye el ataque a la plantilla del Borussia Dortmund del martes pasado. "La estamos analizando aún", ha declarado este sábado Frauke Khler, portavoz de la autoridad ubicada en la ciudad alemana de Karlsruhe, encargada de investigar casos de terrorismo en el país, después de que el comunicado fuera enviado el jueves por la noche al diario berlinés 'Tagesspiegel'.

De acuerdo con el 'Tagesspiegel', el autor anónimo se refiere en el escrito a Adolf Hitler, despotrica contra el multiculturalismo y amenaza con más ataques. Según fuentes de seguridad a las que tuvo acceso DPA, se critica expresamente en el escrito la política de asilo y refugiados de la canciller alemana, Angela Merkel.

Mientras tanto, las autoridades analizan si los explosivos procedían de algún almacén del Ejército alemán, informa hoy el diario "Die Welt". Según este rotativo, que se remite a fuentes de la investigación, se está analizando tanto el material de los tres artefactos que estallaron junto al vehículo del equipo de fútbol como los detonadores empleados. El uso de este tipo de material militar implica un alto grado de conocimientos y es notablemente difícil de conseguir, indica ese medio.

Publicidad

Estas informaciones siguen a las avanzadas ayer por el diario berlinés "Der Tagesspiegel", cuya redacción recibió un correo electrónico de signo ultraderechista en que se atribuye la autoría del ataque y se amenaza con otro atentado, esta vez en Colonia, el próximo día 22.

El atentado contra el Dortmund, cuyo autobús recibió el impacto de los explosivos camino al estadio para disputar un partido de la Liga de Campeones, sigue rodeado de enigmas. La Fiscalía federal reconoció el jueves que no ha podido probar una relación entre el ataque y el único detenido hasta ahora como sospechoso de implicación en éste, un iraquí de 26 años quien presuntamente militó en el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en su país.

Publicidad

En el lugar del ataque se hallaron tres escritos presuntamente yihadistas reivindicando su autoría, pero los expertos alemanes han cuestionado su autenticidad, ya que ni el contenido ni el proceder siguen los esquemas habituales del terrorismo islámico.

Se sigue asimismo la pista de algún grupo de hinchas radicales del Leipzig, en venganza por las agresiones de hooligans del Dortmund contra sus aficionados en un partido disputado el pasado febrero.

En el ataque del martes resultaron heridos el futbolista español Marc Bartra, que tuvo que ser operado de una rotura en el brazo derecho, así como un policía que custodiaba el vehículo.

En el "Land"de Renania del Norte-Westfalia, donde se encuentra Dortmund, conviven cinco equipos de la Primera división -Schalke, Colonia, Mönchengladbach y Bayer Leverkusen, además del de Tuchel-, lo que convierte cada jornada de la Bundesliga en un desafío. El Borussia Dortmund se enfrenta hoy en su estadio al Eintracht Fráncfort en partido liguero, mientras que el Bayer Leverkusen recibirá al campeón, Bayern Múnich. En todos los partidos de la Bundesliga se han reforzado los dispositivos de seguridad y la presencia de policías armados ante los estadios y otros puntos considerados vulnerables.