La oposición rusa vuelve a salir a la calle contra Putin

Más de un millón de personas han salido a las calles en una manifestación no autorizada, para exigir unas elecciones limpias y la libertad de los opositores encarcelados.

Más de un millón de personas han salido a las calles en una manifestación no autorizada. Foto: Efe
Más de un millón de personas han salido a las calles en una manifestación no autorizada. Foto: Efe

Más de un millón de personas han salido a las calles en una manifestación no autorizada, para exigir unas elecciones limpias y la libertad de los opositores encarcelados.

Al grito de “¡Putin, ladrón!”, “¡Rusia será libre!” y “¡libertad para los presos políticos!”, miles de rusos han salido de nuevo hoy sábado a las calles de Moscú para exigir la celebración de unas elecciones libres, y la liberación de los opositores que fueron encarcelados en marchas anteriores.

La movilización concluyó con un mitin en la Plaza Pushkin, en el centro de Moscú, donde los asistentes colocaron una pancarta que exigía el respeto al art. 31 de la Constitución rusa, que estipula el derecho de los ciudadanos a manifestarse libremente. Las manifestaciones de este tipo se repiten todos los fines de semana desde el mes de julio, cuando las autoridades rusas expulsaron a candidatos opositores de los comicios a la alcaldía de la ciudad. Ya se contabilizan en 2.000 personas las que han sido detenidas desde el comienzo de las protestas, y de estas, 14 se enfrentan a cargos que podrían llevarles a pasar 8 años en prisión.

Esta concentración tampoco estaba autorizada, pero a diferencia de las anteriores, en esta ocasión no se ha reportado ningún incidente con la Policía. Liubiv Sóbol, la convocante de la manifestación y una de las principales líderes de la oposición, se congratulaba de que las fuerzas del orden hubiesen respetado la marcha: “Esta es una victoria de la sociedad civil”. Sóbol fue una de los 57 candidatos a los que la Comisión Electoral negó la inscripción en los comicios a la Asamblea Legislativa de Moscú, que están previstas para el próximo 8 de septiembre.

Sóbol convocó la manifestación desde el Fondo de Lucha contra la Corrupción (FBK), la misma organización que creó Alexéi Navalni, un político opositor que ha sido encarcelado en varias ocasiones por su militancia social. La última vez fue encarcelado durante 30 días por hacer un llamamiento a participar en un mitin que no tenía autorización, y que la Policía disolvió por la fuerza.“Ha quedado demostrado que cuando la Guardia Nacional y la Policía no protagonizan desordenes masivos, las marchas transcurren tranquila y pacíficamente”, compartía Navalni desde su cuenta de Twitter.