Detienen a un hombre con dos pistolas y un Corán en Disneyland París

Portaba dos armas, una caja de cartuchos y una pequeña edición del Corán. La Policía está buscando a la mujer que le acompañaba y que ha huido

La Policía francesa detuvo hoy un hombre que portaba dos armas, una caja de cartuchos y una pequeña edición del Corán, a la entrada de uno de los hoteles del parque Disneyland Paris.

La Policía francesa detuvo hoy un hombre que portaba dos armas, una caja de cartuchos y una pequeña edición del Corán, a la entrada de uno de los hoteles del parque Disneyland Paris, informó hoy a Efe una fuente policial.

Los servicios de seguridad del hotel New York detuvieron al sospechoso después de que su maleta sonara al pasar por el arco de seguridad de la entrada.

La fuente policial aclaró que, según las primeras investigaciones, el individuo no era conocido por los servicios de inteligencia. El hombre, de 28 años, se disponía a reservar una habitación en el establecimiento.

Pese a que inicialmente se habló de la detención de una mujer que supuestamente le acompañaba, fuentes policiales señalaron que no se ha arrestado a una segunda persona.

El coche en el que llegó el sospecho al lugar está siendo inspeccionado, un trámite que es habitual y sobre el que por el momento no se dispone de información sobre si se ha hallado algo destacable en su interior.

El sospechoso, que según el diario "Le Parisien"llevaba dos pistolas de un calibre de 16 milímetros, no opuso resistencia a los agentes en el momento de su arresto.

La cadena "BFM TV"precisó que en sus primeras declaraciones a los agentes afirmó que iba armado por seguridad.

La Policía judicial de Meaux se ha hecho cargo ya de la investigación del suceso, que se produce mientras Francia sigue inmersa en el estado de emergencia declarado por el Gobierno de Franois Hollande después de los atentados del pasado 13 de noviembre en París en los que el grupo terrorista Estado Islámico mató a 130 personas.

"Quiero destacar que los servicios de seguridad de Disney y las fuerzas del orden han actuado inmediatamente para que esta persona no pudiera hacer daño, si es que tenía intención de hacerlo, algo que no abemos", ha declarado el prefecto de Seine-et-Marne, Jean-Luc Marx.

Agencias