La «quenelle», el gesto antisemita inventado por el humorista francés Dieudonné Mbala

Dieudonné, realizando la quenelle
Dieudonné, realizando la quenelle

La quenelle que protagonizó ayer Anelka, el delantero francés del Ewst Brom, tras marcar un gol con su equipo ante el West Ham en la liga inglesa, ha desatado la polémica en su país, ya que este gesto, llevarse la mano izquierda al antebrazo derecho extendido, está considerado una expresión de antisemitismo que se ha extendido por toda Francia y que ha sido "trending topic"en las redes sociales.

Pero, ¿qué es la quenelle? Pues, aparte de un plato típico galo a medio camino entre una croqueta y una albóndiga, es un gesto antisemita inventado por el popular y polémico cómico francés de padre camerunés Dieudonné Mbala, capaz de cuestionar los principales dogmas y tabúes del país vecino y que ha arremetido en numerosas ocasiones contra los judíos y la política de Israel. Tanto es así que ha llegado a ser censurado en algunas ocasiones en la prensa y procesado por la justicia. De hecho, el actual ministro del Interior, Manuel Valls, condenó públicamente a Dieudonné en nombre de la República francesa, la libertad de Prensa y la democracia.

En realidad, se trata de una especie de corte de mangas a los judíos y todo lo que rodea esta religión. Sin embargo, no es lo peor que ha "ideado"Dieudonné, ya que, entre sus perlas, ha llegado a decir que "es una pena que las cámaras de gas no sigan funcionando".

La situación hace tiempo que dejó de ser una anécdota, pues el alcance de las declaraciones públicas de Dieudonné, bautizado como "el Woody Allen francés", es enorme. De hecho, en las últimas semanas han sido miles sus seguidores que se han fotografiado haciendo la "quenelle"en lugares públicos, tales como sinagogas o lugares que rememoran el Holocausto.

La respuesta por parte de las autoridades judías francesas no se han hecho esperar y, así, el presidente de la Liga Internacional contra el Racismo y el Antisemitismo (Licra), Alain Jacubowitz, ha dicho que la "quenelle"realizada por dos cazadores alpinos ante una sinagoga "se corresponde como el signo nazi invertido que representa la sodomización de las víctimas de la Shoah".

Ante la polémica, el abogado de Dieudonné ha asegurado que sería muy difícil demostrar la naturaleza racista del gesto, pues no es más que un brazo extendido.