Actualidad

Los exiliados venezolanos recibirán 320 millones de euros de la UE

En los ochos primeros meses del año, se han registrado en España 73.601 solicitudes de asilo, un 74% más que en 2018

En los ochos primeros meses del año, se han registrado en España 73.601 solicitudes de asilo, un 74% más que en 2018

Publicidad

La Unión Europea se ha comprometido a auxiliar a los refugiados venezolanos con 320 millones de euros. De esta manera, se convierte en la región que más dinero está dispuesta a desembolsar para hacer frente a la emergencia que se vive en los países limítrofes debido al constante éxodo de venezolanos que se ven obligados a huir de la pobreza y a la represión política.

La decisión se tomó tras la clausura en la capital comunitaria de la conferencia internacional que tenía como objetivo hacer un llamamiento sobre esta crisis al resto de las potencias y que fue organizada junto al Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ACNUR) y la Organización Internacional de las Migraciones (OIM). En esta cita se recaudaron 120 millones, pero sumado a otras partidas ya prometidas por Bruselas suman un total de 320 millones de euros.

Publicidad

Pero a la UE no le mueve tan solo el altruismo. Teme que los países suramericanos que han acogido de manera generosa la diáspora venezolana acaben cerrando sus puertas y que esto acabe disparando las llegadas al bloque europeo. Las cifras no pueden resultar más elocuentes: cuatro millones y medio de venezolanos han salido del país y el año que viene el número podría ascender a seis millones y medio.

Publicidad

Si se llega a esta cifra, podría convertirse en la mayor crisis migratoria del mundo. Ahora mismo, está en segundo puesto después del éxodo sirio propiciado por la guerra. Actualmente, el 80% de demandantes de asilo y migrantes se refugian en países de América Latina, con Colombia (un millón y medio de venezolanos) como destino preferente. Ante la falta de ayuda y la factura social que ya empieza a notarse en las lugares de acogida, la comunidad internacional teme que la paciencia rebase el vaso. «Los europeos hemos mostrado menos resistencia a estos fenómenos y por eso es tanto de agradecer la suya», alabó ayer el ministro de Exteriores en funciones Josep Borrell, en referencia a la divisiones en la UE respecto a la acogida de migrantes sirios.

«No hay un sentido de urgencia y lo que queremos es que lo haya porque la crisis es urgente, requiere una atención urgente, las necesidades no dan tiempo», imploró el canciller colombiano, Carlos Homes, en Bruselas. Tras Colombia, Perú es el segundo país de la lista con 800.000 acogidos, seguido de Ecuador, con más de 300.000.

España ya es el país favorito de los venezolanos que intentan establecerse en la UE. Según datos del Ministerio de Interior, en los ochos primeros meses del año se han registrado 73.601 solicitudes de asilo, un 74% más que en 2018. Si este ritmo se mantiene, se duplicarán las demandas del año pasado y triplicará las de 2017. Este espectacular repunte se debe al aumento del exilio venezolano, que representa un tercio de las solicitudes.

Publicidad

Tras la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, el Gobierno español decidió conceder permisos de estancia y trabajo por razones humanitarias, lo que incrementó las peticiones. España se ha comprometido en esta conferencia a dar 50 millones de euros.