Política

Las aerolíneas españolas ya evitan que haya un solo tripulante en cabina

En Europa no es obligatorio que el piloto esté siempre acompañado en la cabina como en Estados Unidos
En Europa no es obligatorio que el piloto esté siempre acompañado en la cabina como en Estados Unidos

La mayoría de compañías aéreas lo exigen y las que no estudian implantarlo

Muchas cosas cambiaron en la seguridad aérea tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE UU. Una de ellas, la relativa a los tripulantes que debe haber en la cabina del piloto –cockpit, en el argot aeronáutico– está de nuevo de actualidad tras la tragedia del vuelo 4U952 de Germanwings en los Alpes franceses. La normativa obliga a que las cabinas vayan cerradas por dentro durante el vuelo y, en Estados Unidos, a que el piloto o el copiloto no se queden nunca solos. En Europa, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) limita esta prohibición a las fases más sensibles del vuelo, despegue y aterrizaje. Esta salvedad es la que habría permitido a Andreas Lubitz encerrarse en la cabina del Airbus A320 de Germanwings y después estrellarlo.

En un aparato de una aerolínea española, es difícil que se hubiese dado esta situación. En Iberia, el manual de vuelo obliga a que en todo momento haya dos miembros de la tripulación en la cabina, según explica un antiguo piloto de la aerolínea. «La medida se implementó tras el 11-S para todos los vuelos dado que los de Estados Unidos debían cumplirlo». Sólo en circunstancias excepcionales, y en vuelos de corto radio, se podría haber dado algún caso de que el piloto se quedara solo. «En largo no lo he visto», asegura.

Otra aerolínea que obliga a llevar siempre dos tripulantes en el cockpit es Air Nostrum. De forma excepcional, permite que sólo haya uno en aquellos aparatos que disponen de cámaras de seguridad que permiten controlar lo que hay al otro lado de la puerta. Estas cámas son las que llevaron a Air Europa a retirar este requisito de su manual de vuelo. No obstante, y después del suceso de Germanwings, un portavoz de la aerolínea del grupo Globalia aseguró que se están planteando volver a esta obligación.

Varias aerolíneas europeas ya han anunciado que obligarán a tener dos tripulantes en cabina en todo momento. Alitalia, easyJet, Iceland Air, Air France-KLM, Air Canada y la noruega Air Suttle son algunas de ellas. También lo hará el Grupo Lufthansa, del que forma parte Germanwings, que además ha creado la figura del piloto jefe de seguridad para todo el grupo. El cargo lo ostentará Werner Mass. Su misión será perfeccionar los procedimientos de seguridad en vuelo de todas las aerolíneas del grupo, según informó la compañía en un comunicado.

Aunque las compañías ya están adoptando la medida de forma voluntaria, de momento, la UE no obligará a implantarla. La EASA volvió ayer a recomendar a las autoridades nacionales de aviación que el piloto siempre esté acompañado en cabina. No obstante, deja en manos de las aerolíneas «reevaluar los riesgos y las medidas de seguridad» aplicables en caso de que el piloto o el copiloto abandonen la cabina. En caso de que la EASA quiera cambiar la normativa, necesitará varios meses para hacerlo. En España, la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA) aseguró que se sumará a la recomendación.

Más seguridad

La presencia de un segundo tripulante de forma permanente en el cockpit podría no ser suficiente para evitar que se repitan situaciones como las del vuelo de Germanwings. Por este motivo, el vicepresidente del sindicato de pilotos Sepla, Javier Gómez Barrero, opinó que lo más eficaz sería aislar la zona de la tripulación, de forma que tanto la cabina como el baño de la parte delantera y el área de descanso de los pilotos durante los vuelos largos esté aislada del resto del pasaje de la aeronave, según informa Efe. Esto implicaría mover la puerta blindada que hay actualmente en la zona de mando hacia la parte posterior del avión, algo que, reconoce, tendría un coste para la industria aeronáutica y las aerolíneas al tener que rediseñar el interior de los aparatos.