Londres niega haber interferido en la detención de Adams

Un fotógrafo toma imágenes de la comisaría de la Policía de Irlanda del Norte en Antrim (Reino Unido), donde permanece detenido Gerry Adams.

El Gobierno británico negó hoy cualquier interferencia política en la detención del presidente del Sinn Féin, Gerry Adams, e insistió en que el arresto responde a una pesquisa independiente sobre el asesinato de una mujer atribuido al IRA.

El Gobierno británico negó hoy cualquier interferencia política en la detención del presidente del Sinn Féin, Gerry Adams, e insistió en que el arresto responde a una pesquisa independiente sobre el asesinato de una mujer atribuido al IRA.

Adams, de 65 años, fue detenido anoche en el condado de Antrim, norte de Irlanda del Norte, en relación con la muerte de la católica Jean McConville en 1972 por el inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA).

"Este es totalmente, y con razón, un asunto independiente de la Policía", dijo hoy un portavoz del primer ministro británico, David Cameron, después de que el Sinn Féin relacionara el arresto con motivos políticos por celebrarse este mes las elecciones europeas.

El portavoz oficial británico consideró que es "bien sabido"que hubo una investigación sobre este caso y no quiso desvelar si el primer ministro fue informado con antelación de que Adams sería arrestado.

El político republicano Alex Maskey, miembro del Sinn Féin, condenó hoy el momento de la detención pues considera que se ha producido tres semanas antes de los comicios europeos.

De acuerdo con el Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI), Adams se presentó anoche en una comisaría de Antrim, donde fue después arrestado por el caso de McConville, quien tenía 37 años cuando fue secuestrada en Belfast y después asesinada.

El presidente del Sinn Féin insistió en su inocencia respecto al "secuestro, asesinato o entierro de McConville".

McConville fue una de las 17 personas -16 hombres y una mujer- que el IRA secuestró, asesinó y enterró en lugares secretos por colaborar supuestamente con las fuerzas del orden durante el conflicto norirlandés.