MENÚ
lunes 21 enero 2019
22:01
Actualizado

Muere el alcalde de la ciudad polaca de Gdansk tras ser apuñalado en un concierto

Un ex convicto armado le apuñaló el pasado domingo para vengar las supuestas torturas que había sufrido en la cárcel

  • El alcalde de la ciudad polaca de Gdansk, Pawel Adamowicz / Foto: Reuters
    El alcalde de la ciudad polaca de Gdansk, Pawel Adamowicz / Foto: Reuters

Tiempo de lectura 4 min.

15 de enero de 2019. 04:08h

Comentada
Pedro G. Poyatos Madrid. 14/1/2019

ETIQUETAS

Conmoción en Polonia tras el asesinato del alcalde de Gdansk, Pawel Adamowicz, tras ser apuñalado por un ex convicto la noche del domingo durante un festival benéfico. El atacante, Stefan W., de 27 años y con antecedentes penales, justificó su acción diciendo que fue “encarcelado y torturado injustamente” durante el Gobierno de Plataforma Cívica (PO), partido al que pertenecía el alcalde de la tercera ciudad polaca hasta 2015.

Tras cinco horas de intervención quirúrgica, los médicos lograron salvarle la vida, pero finalmente sucumbió por la heridas producidas por el cuchilo de 14 centímetros que portaba el agresor. «No hemos podido ganar esta partida», lamentó ante la Prensa el ministro de Sanidad, Lukasz Szumowski, quien se trasladó a Gdansk para acompañar a la familia de Adamowicz.

Alcalde de Gdansk desde 1998, Adamowicz, de 53 años, era uno de los ediles más populares y combativos de Polonia. En otoño pasado, fue reelegido por un abrumador 65% de los votos. Ex dirigente del partido liberal PO, siempre se caracterizó por su apoyo a los refugiados y al movimiento LGTBI, así como a sus críticas a la deriva autoritaria a la que está conduciendo a Polonia el Gobierno ultraconservador de Ley y Justicia (PiS) desde 2015.

Sin embargo, ayer el líder derechista y ex primer ministro Jaroslaw Kaczyinski aparcó su diferencias y expresó «mi gran dolor y solidaridad con la familia de Pawel Adamowicz, víctima de una trágica muerte a manos de un criminal». «Fue un hombre de Solidaridad y luchador por la libertad, un europeo, un buen amigo que ha sido asesinado», glosó, por su parte, Donald Tusk, ex primer ministro polaco y presidente del Consejo Europeo.

Tusk acudió anoche a Gdansk a una de las vigilias convocadas en las principales ciudades polacas para homenagear al alcalde asesinado. El presidente del país, Andrzej Duda, convocó a los principales partidos para oganizar un acto de homenaje a Adamowicz, si bien la familia del edil asesinado pidió que no se utilizara políticamente su muerte.

En medio de la rabia por una muerte sin sentido, arrecian las críticas por los fallos de seguridad en la organización del evento, dado que el agresor pudo entrar fingiendo que era un periodista y tener acceso así al escenario donde estaba hablando en ese momento el alcalde. El viceministro del Interior polaco, Jaroslaw Zielinsk, precisó que el atacante “ha sufrido trastornos psiquiátricos” en el pasado, a la vez que informó de que su departamento ha abierto una investigación para determinar si la agencia privada de seguridad responsable del acto actuó con diligencia.

El atacante justificó su acción asegurando que fue encarcelado en 2004, durante el Gobierno de Plataforma Cívica, de manera injusta. Stefan W. acababa de salir de prisión en diceimbre tras cumplir una condena por intento de robo a un banco. La Policía asegura que actuó solo. No obstante, en las últimas semanas varios políticos liberales, incluido Adamowicz, habían sido objeto de amenazas en las redes sociales por parte de la extrema derecha.

Como últimas palabras tras ser apuñalado en el Mercado del Carbón, Adamowicz dijo: «Gdansk es generosa, Gdansk comparte el bien, Gdansk quiere ser una ciudad de solidaridad».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs