Política

Mueren seis personas en un atentado suicida en una universidad de Nigeria

Una mujer ha hecho explosionar la bomba que llevaba adherida a su cuerpo en una universidad en la ciudad de Kano, la más importante del norte de Nigeria, matando a seis personas en el que supone el cuarto ataque suicida perpetrado por una mujer en la ciudad en menos de una semana.

Una mujer ha hecho explosionar este miércoles la bomba que llevaba adherida a su cuerpo en un colegio en la ciudad de Kano, la más importante del norte de Nigeria, matando a seis personas y dejando en estado crítico a otras seis en el que supone el cuarto ataque suicida perpetrado por una mujer en Kano en menos de una semana, según han confirmado fuentes de la seguridad nigeriana.

El ataque bomba tuvo como objetivo un grupo de jóvenes que estaban revisando un tablón de anuncios del Servicio Nacional de Juventud en el Instituto Politécnico de Kano, ha informado la fuente.

Por ahora nadie ha reclamado la autoría del ataque, aunque el grupo terrorista Boko Haram, que lucha por formar un Estado islámico en Nigeria, ha llevado a cabo ataques parecidos en Kano.

El uso de mujeres suicida en Kano parece una nueva táctica de Boko Haram, aunque su uso ha sido habitual en el noreste del país desde hace años.

Dos mujeres suicidas se inmolaron en una feria comercial y una gasolinera en Kano este lunes matando a una persona e hiriendo al menos a otras seis.

El domingo una mujer se inmoló también en Kano aunque, en su intento por matar a efectivos de la Policía nigeriana, no dejó ningún muerto.

En un ataque separado de los anteriores ocurrido el martes dos hombres bomba mataron a 13 personas en dos mezquitas de la ciudad de Potiskum, en el estado de Yobe, en el noreste del país, según ha informado un médico a Reuters este miércoles.

Gran parte de estos ataques y de la ola de violencia que vive el país se concentra en el noreste, donde grupos armados atacan constantemente desde abril. Este domingo, Boko Haram mató a tres personas en la frontera con Camerun y secuestró a la esposa del viceprimer ministro del país.