Política

Obama anuncia más sanciones contra dirigentes rusos

Obama confía en que las sanciones impuestas a Rusia y las labores diplomáticas puedan poner freno a la crisis en Ucrania
Obama confía en que las sanciones impuestas a Rusia y las labores diplomáticas puedan poner freno a la crisis en Ucrania

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha descartado una acción militar de su país en la crisis de Ucrania pero anuncia nuevas sanciones económicas y contra dirigentes rusos. Por su parte, el Kremlin también informa de las medidas que va a tomar contra nueve políticos estadounidenses.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha descartado una acción militar de su país en la crisis de Ucrania pero ha anunciado nuevas sanciones contra responsables rusos en relación a la anexión de Crimea por parte de Rusia, y ha firmado dos órdenes ejecutivas que permiten la imposición de sanciones contra sectores clave de la economía rusa en caso de ser necesario. Por su parte, el Kremlin ha informado hoy que Rusia adoptará sanciones contra nueve políticos de Estados Unidos en represalia por la misma medida adoptada por Washington.

Obama ha anunciado nuevas sanciones a cargos del más alto nivel y colaboradores del presidente ruso, Vládimir Putin, así como a un banco ruso, para responder a la anexión de Crimea y las continuas amenazas a la unidad de Ucrania.

En un discurso en la explanada sur de la Casa Blanca, el presidente estadounidense dijo que estas nuevas sanciones se han decidido por la "ilegítima anexión de Crimea" y las "amenazas al este de Ucrania", también con una alta concentración de población rusohablante.

"Estados Unidos está imponiendo hoy, como ya dijimos que haríamos, un coste adicional a Rusia", anunció el presidente en una breve intervención ante las cámaras.

Obama ya había impuesto en una orden ejecutiva el lunes sanciones a siete funcionarios rusos y advirtió entonces que continuaría ampliando el alcance de las sanciones si Rusia no acuartelaba sus tropas en Crimea y comenzaba un diálogo con el nuevo Gobierno de Kiev.

"El Gobierno ruso ha tomado estas decisiones, que han sido rechazadas por la comunidad internacional", añadió el mandatario.

La nueva lista de congelación de activos bajo jurisdicción estadounidense y prohibiciones de viaje afectan a una veintena de funcionarios rusos y personas cercanas a Putin, así como al banco Rossiya.

Este banco, según fuentes de la Casa Blanca, tiene vínculos con altos cargos rusos y tiene activos expuestos a las sanciones, por lo que tendrá ahora dificultades para acceder a liquidez en dólares.

Obama advirtió, asimismo, que han dado pasos para ampliar por decreto las sanciones "a sectores clave de la economía rusa"si Moscú no detiene su escalada en Ucrania, donde el equilibrio de poderes se rompió con la salida por las protestas proeuropeas del presidente proruso Víktor Yanukóvich.

"No es el camino que habríamos elegido, estas sanciones no solo van a tener un importante impacto en la economía rusa, sino en toda la economía mundial", aseguró Obama antes de abordar el helicóptero presidencial para viajar a Florida.

"Queremos que quede claro que esto no es el final del camino de las sanciones. Esto es solo el comienzo", indicó también en una conferencia telefónica un alto cargo de la Administración de Obama.

Las sanciones estadounidenses están siendo decididas en coordinación con las autoridades de la Unión Europea (UE) y Obama pidió que se complementen pronto con ayuda económica del Fondo Monetario Internacional al nuevo Gobierno de Ucrania.

Obama ha dicho que no va a meterse «en una expedición militar en Ucrania. Creo que incluso los ucranianos reconocerán que enfrentarnos militarmente con Rusia no sería apropiado para nosotros y tampoco sería bueno para Ucrania", dijo Obama en una entrevista con KNSD, la filial de NBC en San Diego (California).

"Hay un camino mejor -que la acción militar- (...) Lo que estamos haciendo es movilizar todos nuestros recursos diplomáticos para asegurarnos de que tenemos una coalición internacional fuerte que envía un mensaje claro, el de que Ucrania debe decidir su destino", explicó.

El presidente estadounidense consideró asimismo que la actuación del presidente ruso, Vladimir Putin, en esta crisis muestra "debilidad"y no "fuerza", después de que interviniera Crimea militarmente y luego fuera anexionara tras el referendo del pasado domingo que no tiene reconocimiento internacional.

En opinión de Obama, Putin "no está cómodo"con que los países que fueron miembros de la Unión Soviética se acerquen a las potencias occidentales.

En otra entrevista, con la filial de la NBC en St. Louis (Misuri), Obama subrayó también hoy que "nadie quiere"que Estados Unidos "desencadene una guerra real con Rusia".

Así las cosas, en este punto, "una de las cosas más importantes"que según Obama puede hacer su país en esta crisis es proveer ayuda económica a una Ucrania que vive una doble crisis, "política y económica".

Estados Unidos confía en que las sanciones impuestas a Rusia y las labores diplomáticas puedan poner freno a la crisis en Ucrania y evitar una escalada militar en la zona.