Internacional

La catedral de Notre Dame, el gran símbolo de París y de Francia

Se trata de uno de los monumentos arquitectónicos más importantes no solo del país, sino de todo el mundo

Se trata de uno de los monumentos arquitectónicos más importantes no solo del país, sino de todo el mundo

Publicidad

La catedral de Notre Dame de París es el monumento más visitado de Francia, con 13 millones de personas al año, y símbolo de la historia del país en momentos clave.

Notre Dame es, junto a la torre Eiffel, uno de los grandes atractivos de la ciudad y una de las obras maestras del arte gótico con más de 800 años de historia.

El obispo de la ciudad Maurice de Sully decidió en 1160 construir una catedral en el estilo de la época y, respaldado por el rey Luis VII, por los notables y por múltiples corporaciones profesionales, las obras comenzaron tres años después, pero tardaron en finalizar algo más de un siglo, en 1272.

Su construcción comenzó en el año 1163, pero su finalización terminó cerca de 200 años después, en 1345. La determinación del enclave fue fundamental: en la zona donde se ubica, en pleno corazón de París, fue lugar de asentamiento de celtas, de romanos y de medievales. Previamente figuraba una iglesia del siglo VI apodada Saint-Etienne, pero fue derrumbada para construir la famosa catedral. Muchos hechos históricos han estado relacionados con el edificio; durante la Revolución Francesa (1789) sufrió muchos robos y destrozos, fue lugar de coronación de Napoleón (1804) y también de la coronación de Enrique VI de Inglaterra (1429).

Publicidad

El edificio es de estilo gótico, con una vertiente vertical especialmente pronunciada, una arquitectura uniforme y una decoración simplificada. La planta forma una cruz romana orientada a occidente, con un eje longitudinal acentuado imperceptible desde fuera. Su cruz queda envuelta en un doble deambulatorio, que recorre el coro en la cabecera y se prolonga paralelamente a la nave. La fachada de la catedral es de 40 metros de ancho y 130 de largo; la altura alcanza los 69 metros. Su distribución es de 5 naves, 37 capillas, 3 rosetones de casi 13 metros de diámetros cada uno y un total de 113 vidrieras.

Los tres pisos característicos responden a los diferentes niveles característicos del estilo gótico; el primer nivel está conformado por varios arcos apuntados sobre grandes y vastas columnas; el segundo es una tribuna comunicada con la nave central a través de tres vanos envueltos en cada tramo por otro mayor; y el tercero es un claristorio con ventanales conformado por un doble vano apuntado y otro superior circular.

Publicidad

Es el edificio religioso más grande de occidente hasta la construcción de la catedral de Amiens, en el siglo XIII. De 1847 a 1864, Lassus y Viollet-le-Duc restauran y reconstruyen una parte de la decoración esculpida gracias a documentos antiguos y a documentación gráfica de las catedrales de Chartres, Reims o Amiens. Durante esta restauración, Viollet-le-Duc imagina las 56 quimeras que adornan actualmente la galería de las torres.

El campanario alberga la campana más grande de Notre Dame, la famosa Emmanuel, de 13 tonelada. Una obra de arte del gótico declarada Patrimonio Mundial por la Unesco y que entró en el imaginario colectivo gracias a la novela de Víctor Hugo publicada en 1831.

Publicidad

Está levantada en el corazón de París, en la Isla de la Ciudad, y pocos metros delante de la fachada se encuentra el kilómetro cero de la red de carreteras radiales de Francia.

Según los estudios arqueológicos realizados, se encuentra ubicada en el mismo lugar donde anteriormente hubo al menos cuatro edificios religiosos diferentes: una iglesia paleocristiana del siglo IV, una basílica de la época merovingia, una catedral de la carolingia y otra románica que se fue destruyendo conforme se levantaba la actual gótica.

Su historia ha estado estrechamente asociada a la de la ciudad y a la de toda Francia, con algunos momentos que han dejado huella.

En 1793, en una de las fases de mayor anticlericalismo de la Revolución Francesa fue transformada en "Templo de la Razón".

Años más tarde, fue el lugar escogido por Napoleón para su coronación en diciembre de 1804 como emperador

La catedral fue también el escenario de las celebraciones de la liberación de París de los nazis, con un oficio religioso el 26 de agosto de 1944 al que asistió el general Charles de Gaulle, después de descender por los Campos Elíseos entre cientos de miles de personas.

También allí se oficiaron funerales nacionales para personalidades políticas como Charles de Gaulle y los también presidentes Georges Pompidou y François Mitterrand.

El 15 de noviembre de 2015, dos días después de la oleada de atentados yihadistas en París en los que fueron asesinadas 130 personas y varios cientos más fueron heridos, tuvo lugar en Notre Dame una misa en homenaje a las víctimas.

El 6 de junio de 2017, un hombre armado con un martillo agredió a un policía al grito de "¡Esto es por Siria!"junto a la catedral, antes de ser herido por otro agente, en lo que se consideró un atentado terrorista.

Actualmente se estaban realizando obras de restauración, con un costo estimado de 6 millones de euros, que debían prolongarse hasta 2022 y que necesitaron de la instalación de unos enormes andamios que llegaban a 100 metros de altura.