Dieciséis detenidos en siete días; el último un joven de 23 años

Ayer, otro joven de 25 años fue detenido en Old Trafford y de otro de 19 años en el de Gorton

El detenido, de 23 años, es sospechoso de haber cometido delitos que van contra la legislación en materia antiterrorista.

Manchester intenta recuperar la normalidad tras el brutal ataque yihadista en el que murieron 22 personas. Ayer se celebró el primer gran evento tras el atentado perpetrado por Salman Abedi: decenas de miles de personas acudieron a la Gran Carrera de Manchester, donde se sucedieron los gestos de solidaridad con las fuerzas del orden y las víctimas del Manchester Arena. Una fuerte presencia policial continúa en las calles mancunianas, pues, aunque el nivel de alarma bajó de crítico a severo, la ministra del Interior confirmó que «aún quedan sospechosos sueltos». De hecho la Policía ha informado este lunes de que ha arrestado a un joven de 23 años de edad en la localidad de Shoreham-by-Sea, en el sur de Inglaterra.

En un comunicado, la Policía ha dicho que el detenido es sospechoso de haber cometido delitos que van contra la legislación en materia antiterrorista. Los agentes han realizado un registro en la vivienda en la que ha sido arrestado el joven.

En total, las autoridades británicas han detenido a 16 personas por su supuesta relación con el atentado suicida en el Manchester Arena, de las que catorce continúan arrestadas para ser sometidas a interrogatorio por los investigadores del caso. En otro comunicado publicado en su cuenta de la red social Twitter, la Policía ha informado de que ha realizado un registro en la zona de Whalley Range, en Mánchester, en cumplimiento de una orden judicial aunque no ha llevado a cabo ninguna detención en esa localización. Ayer, otro joven de 25 años fue detenido en Old Trafford y de otro de 19 años en el de Gorton.