Internacional

Rescatan con vida a un turista español que cayó al mar en Noruega

El viento le lanzó al agua tras cometer la imprudencia de acercase demasiado al borde del muelle en medio de una tormenta con rachas de viento de hasta 145 kph.

El viento le lanzó al agua tras cometer la imprudencia de acercase demasiado al borde del muelle en medio de una tormenta con rachas de viento de hasta 145 kph.

Publicidad

Un turista español de unos 50 años de edad puede decir que ha vuelto a nacer y dar las gracias por estar vivo a los voluntarios del «Redningsselskapet» (Servicio de rescate marítimo de Noruega), que en una operación relámpago consiguieron rescatarle de las frías aguas del mar, donde había caído empujado por el fuerte viento.

El español, cuya identidad no ha sido revelada, se acercó junto con otro español y un noruego hasta el muelle de Fiskarkona de Svinøya, en la localidad noruega de Svolvær situada el archipiélago de Lofoten, en el noroeste del país, para así poder ver de cerca el mar embravecido.

Con rachas de viento que durante el marte alcanzaron entre los 115 y 145 kms por hora, el español cometió la imprudencia de acercarse demasiado al borde del muelle. donde una racha de viento le tiró al agua. El fuerte oleaje impidió también que pudiera nadar y agarrarse a las rocas para subir al muelle.

Sin embargo, y por suerte, la lancha de salvamento marítimo «R/S Sundt Flyer» estaba muy cerca. Cuando recibieron la llamada de socorro de los otros dos turista a las 17.40 hrs, tardaron sólo tres minutos en arrancar y estar en el lugar donde el turista cayó al agua. «El mar ya le había alejado unos 50 metros del muelle» dice Rune Pedersen, patrón de la lancha «R/S Sundt Flyer» de Svolvær.

Publicidad

Uno de los miembros del equipo de salvamento consiguió lanzar un cabo alrededor del naufrago y arrastrarle hasta la lancha donde fue subido a bordo. En total sólo tardaron 11 minutos en sacarle, pero fueron unos minutos vitales ya que sobrevivir en el agua del mar en esta época del año es una cuestión de minutos.

«Ya estaba muy mal. Si no hubiéramos estado allí al lado, no creo que hubiera aguantado muchos minutos más en el agua» dice Pedersen en los medios locales.

Publicidad

El personal sanitario que atendió después al español pudo comprobar que sufría una fuerte hipotermia y tenía heridas en un brazo debido al choque contra las rocas. Tras los primeros auxilios, fue trasladado al hospital.

La Policía noruega de la región de Norland felicitó a los voluntarios del equipo de rescate. Gracias a que sólo tardaron 11 minutos en encontrarle y sacarle del agua se puede decir que le salvaron la vida.