Samarás confía en la victoria y Tsipras dice «sí a la UE»

La campaña electoral en Grecia se cerró hoy con una gobernante Nueva Democracia confiada en su victoria y un movimiento opositor Syriza que advirtió contra la austeridad, "que no forma parte de los tratados"y, por lo tanto, no cumplirá.

La campaña electoral en Grecia se cerró hoy con una gobernante Nueva Democracia confiada en su victoria y un movimiento opositor Syriza que advirtió contra la austeridad, "que no forma parte de los tratados"y, por lo tanto, no cumplirá.

El primer ministro griego y líder de la conservadora Nueva Democracia (ND), Andonis Samarás, dio hoy su mitin de final de campaña en un polideportivo en las afueras de Atenas, donde estuvo arropado por unos 5.000 seguidores.

Aseguró que el Gobierno terminará antes de finales de febrero las negociaciones con la troika de acreedores y que, una vez concluida la evaluación del programa de rescate, Grecia recibirá el crédito reforzado acordado con los socios y se beneficiará de la compra de bonos anunciada ayer por el Banco Central Europeo (BCE).

Criticó al líder de la coalición izquierdista Syriza, Alexis Tsipras, a quien acusó de "no querer salir del rescate", ni querer el dinero o las inversiones.

Syriza dice "no al dinero, no a las inversiones y no a los sueños de estos jóvenes que esperan un trabajo gracias a las inversiones", dijo.

En su opinión, si gobierna Syriza "Grecia irá a la quiebra"y se convertirá en una segunda Venezuela o Corea del Norte, sin fronteras seguras y abriendo las puertas a la inmigración irregular.

Poco antes, el líder de Syriza aseguraba en una entrevista conjunta con todas las cadenas de televisión griegas que, en caso de ganar, su Gobierno reconocerá los objetivos fiscales fijados por los tratados europeos, pero no las medidas previstas en los acuerdos firmados por el Ejecutivo anterior con la "troika"de acreedores (BCE, Comisión Europea y Fondo Monetario Internacional).

"Reconocemos nuestras obligaciones frente a las instituciones europeas y los tratados europeos. Estos tratados prevén unos objetivos fiscales que deben respetarse, pero no las medidas para conseguirlos", dijo Tsipras.

La coalición Syriza encabeza los sondeos de intención de voto en las elecciones griegas del próximo domingo.

Tsipras consideró que la "troika"no es una institución europea y afirmó que su Gobierno no respetará lo que firmó el Ejecutivo anterior con ella.

La necesidad de conseguir un Gobierno fuerte fue repetida una y otra vez por Tsipras durante la entrevista, para tener así una posición reforzada frente a los acreedores, pero reconoció indirectamente que, si se cumple lo que pronostican las encuestas, tendrá que coaligarse con alguna otra fuerza.

"El plan B de la 'troika' es que Syriza no obtenga la mayoría absoluta para que se vea obligada a gobernar con los propagandistas que defienden sus posturas", sostuvo.

A dos días de las elecciones generales en Grecia, Syriza ha logrado ampliar su ventaja frente a Nueva Democracia y dispone de un margen de entre el 5 % y el 10 %.

Realizados por los institutos demoscópicos Marc, GPO, Palmos Analysis y Public Issue, los últimos sondeos dan a la formación que lidera Tsipras una intención de voto de entre el 30 y el 35 por ciento.

La encuesta de Public Issue sitúa a los izquierdistas en el 35 % de intención de voto, a una distancia de cinco puntos respecto a Nueva Democracia, con un 30 %, y otra elaborada por el instituto demoscópico Palmos Analysis incluso da a Syriza una ventaja de diez puntos.

Mientras los dos grandes partidos miden sus últimas fuerzas electorales, el resto sigue intentando arañar el número de votos necesario para entrar en el Parlamento (un 3 por ciento).

Evangelos Venizelos, líder socialista del PASOK, aseguró en un mitin en la ciudad de Drama (norte de Grecia, cerca de la frontera con Bulgaria) que el voto a su partido es "muy útil y necesario para la patria".

"Imaginad las consecuencias -dijo Venizelos- si el tercer mandato para la formación de Gobierno va para Amanecer Dorado (extrema derecha)".

Acusó al centrista To Potami (El Río) de no "ser un partido, sino una unión con ideas completamente diferentes sin denominador común".

Según los sondeos, el tercer lugar en los comicios se lo disputarán To Potami, con entre el 5,1 % y el 7 % de los votos, y el partido neonazi Amanecer Dorado, con entre el 5 % y el 6,8 %.

Stavros Theoddorakis, de To Potami, declaró en una entrevista al periódico austríaco "Standard"que su formación política pondrá en orden todo lo que no es correcto en Grecia "sin destrozar el país".