Actualidad

Scotland Yard asegura que la “identificación formal” de los muertos en Londres tendrá lugar «los próximos días»

La policía británica no ha ofrecido hoy ningún detalle sobre la situación de los cuatro desaparecidos, incluido el español Ignacio Echeverría

La policía británica informó hoy de que la “identificación formal” de las siete víctimas mortales tendrá lugar “durante los próximos días”. Scotland Yard no ofreció más detalles sobre la situación de las cuatro personas cuyo paradero todavía no está claro tras el ataque, incluido el español Ignacio Echeverría.

Publicidad

La policía británica informó hoy de que el francés Xavier Thomas, de 45 años, está desaparecido desde el ataque terrorista del sábado en Londres, y señaló que la “identificación formal” de las siete víctimas mortales tendrá lugar “durante los próximos días”.

En un comunicado, Scotland Yard no ofreció más detalles sobre la situación otras tres personas cuyo paradero todavía no está claro tras el ataque, incluido el español Ignacio Echeverría, de 39 años.

“Agentes especialmente entrenados tienen encomendado apoyar a las familias de todas aquellas personas que la policía cree que murieron en el ataque”, señala el comunicado, que subraya que las identificaciones se harán a través de “ADN o huellas dactilares”.

Los testimonios recogidos por la policía sugieren que Thomas pudo ser golpeado por la furgoneta que los terroristas lanzaron contra los viandantes en el puente de Londres y haber caído al río Támesis.

Publicidad

Cuando comenzó el ataque, sobre las 22.00 horas (21.00 GMT) del sábado, el francés caminaba por el puente en dirección sur junto a su novia, que resultó herida de gravedad.

Tres días después del atentado, los familiares de Echeverría, así como los de otro francés, Sebastian Belanger, de 36 años, y una australiana, Sara Zelenak, de 21, han relatado a los medios que no tienen información sobre la situación de sus parientes desde el atentado.

Publicidad

De los 48 heridos que fueron trasladados a hospitales de Londres tras el suceso, 32 continúan ingresados, 15 de ellos en estado crítico.

Según su familia, Echeverría, trabajador del banco británico HSBC, había estado practicando deporte cerca de la zona del ataque, en las inmediaciones del puente de Londres y el mercado de Borough.

El madrileño iba con un grupo de amigos cuando presenció cómo uno de los tres terroristas se abalanzaba sobre una mujer y se dirigió hacia él para golpearle, según el relato de sus familiares.

La policía abatió a tiros a los tres atacantes, que tras abandonar la furgoneta blanca con la que atropellaron a numerosos viandantes comenzaron a acuchillar después de forma indiscriminada a la gente en una zona de bares y restaurantes.