Actualidad

Teófilo de Luis: “España debería jugar un papel preponderante en la posición de la UE respecto a Cuba"

Ex diputado del PP

Teófilo de Luis ha sido diputado del Partido Popular desde 1995 hasta el cinco de marzo de 2019. En una entrevista a LA RAZÓN, este español nacido en La Habana (1952) nos explica cuál es la labor que han realizado las Cortes Generales españolas en relación a la isla de Cuba, y a su Gobierno.

Publicidad

¿Cuál es el papel que juega España, o cuál debería jugar en la situación cubana?

Publicidad

Publicidad

Por razones históricas y por razones sociales, España debería jugar un papel preponderante en la posición que la UE marcará en relación con la isla de Cuba y su Gobierno. Y más ahora, que Borrell es el Alto Comisionado. Además España aporta un modelo de transición de una dictadura a una democracia plena, y todo ese acervo debería tener mucho valor y ser tenido en cuenta en las instituciones europeas.

Es uno de los asuntos en los que podemos encontrar una postura casi unánime en las cámaras, ¿quiénes suelen ser más reticentes a apoyar las iniciativas?

Publicidad

He llegado a sacar adelante propuestas en relación a Cuba con ERC, con Podemos, naturalmente con el PSOE, (...). Siempre ha habido posibilidades de encontrar puntos de coincidencia. Me atrevería a decir que la posición de las Cortes españolas respecto a la situación cubana es una posición institucional.

Incluso ahora que he dejado mi acta de diputado, he tenido el honor de dejar testimonio de la sensibilidad que tiene la cámara, en beneficio de principios fundamentales como la democracia, el respeto a los derechos humanos, la libertad, (...). En el hemiciclo todos los grupos parlamentarios comulgan con estos valores, porque son principios que están libres de ideología.

¿Cuáles son las principales medidas que han tomado las Cortes españolas en relación a Cuba?

Las Cortes españolas han hecho muchos debates sobre Cuba. Por cierto, no sólo ha sido el grupo popular el que ha tirado pelotas al campo. La acción de la cámara se ha centrado en denunciar las agresiones a los disidentes, y en tratar de protegerlos. Yo he tenido la satisfacción de escuchar a personas que estuvieron presos que, la mera pregunta formulada en el Congreso de los Diputados había servido para que su carcelero supiese que había alguien le estaba protegiendo desde Madrid. Me siento muy orgulloso de que, gracias a nuestra labor, hayamos evitado que alguien se llevase un guantazo. También hemos utilizado los debates en la cámara para promover discusiones en cuanto a asuntos puntuales.

¿Les preocupa que las empresas españolas se conviertan en los nuevos subsidiarios del régimen cubano, ahora que ni Venezuela ni la Unión Soviética pueden hacerlo?

Sí. La situación en la que se encuentra el Gobierno de Díaz-Canel en estos momentos es muy crítica, porque existe miedo al desabastecimiento en productos de primera necesidad, a cortes de energía eléctrica, (...) Y parece que un asidero del Gobierno para resolver esa situación que se le viene encima es la ayuda de la UE. Si se reactiva la economía cubana en la situación en la que estamos hoy -y sin que haya ningún cambio de peso en su legislación marco- se consolida el régimen. Y salvo que Europa y España abjuren de sus principios fundamentales, ese es un riesgo que no podemos estar dispuestos a correr.

Europa no puede enchufar dinero (como dice Mogherini), si no se asegura que cualquier reactivación económica que se produzca en Cuba con el apoyo de la Unión, revierta de forma directa en los trabajadores cubanos. Por ese motivo, la posición que nosotros defendemos es sentarse a negociar. Nosotros no podemos ayudar al régimen a salir de la situación en la que se han metido para que consoliden un régimen que oprime, que viola los derechos humanos y que cercena las libertades.

En Cuba una empresa extranjera o mixta no puede contratarte a ti directamente. Tienes que ser contratado por una empresa colocadora que depende del Gobierno cubano. Y es esta empresa colocadora la que va a decidir quién trabaja, por cuánto trabaja y la que va a percibir tu salario. Es una medida que no solo lastra la economía del país, sino que además viola los derechos del trabajador. Creemos que aquí hay un hueco por donde colarse.

Varios grupos (PP PSOE Cs y PNV) presentamos una moción en el Consejo de Europa sobre los derechos humanos en el ámbito del trabajo. Esa moción puede ayudar a que, poco a poco, los cubanos tengan más espacios de libertad. A que tengan una mayor seguridad y respeto a los derechos humanos. Y puede contribuir a resolver la difícil situación social y económica en la que se encuentra el pueblo de Cuba.

¿Se puede acabar con la ideología única mediante el diálogo?

En este país lo hicimos.

¿Por qué España se opone a la Ley Helms – Burton, que permitiría reclamar propiedades expropiadas a empresas extranjeras en el marco de la revolución comunista?

Durante el Gobierno de José María Aznar tuvimos varios debates sobre el tema. Nos opusimos a que entrase en vigor por el carácter extraterritorial de la norma. Siempre hemos intentado respetar la soberanía del pueblo cubano: como país soberano puedes establecer normas en tu país, pero establecer normas que afecten a las acciones de otro país nos parece un desatino. Los políticos deben trabajar por el futuro, y no pueden centrar una acción en beneficio del futuro de Cuba en función de cosas que hayan pasado durante la revolución del 26 de julio (aunque yo no lo comparta).

Eso lo arreglarán los cubanos como lo quieran arreglar, como lo hicieron los polacos, los búlgaros, o como lo hizo la República Democrática Alemana. Es un tema que ellos, en el ejercicio pleno de su soberanía, decidirán cómo lo arreglan.

Nosotros tratamos de proyectar sobre ese país oprimido, los principios que son fundamentales en una democracia, e impulsar medidas a favor de la libertad y los derechos humanos en cualquier parte del mundo. Pero siempre respetando la soberanía del pueblo cubano.

¿Cómo será recibido el Rey de España durante su viaje a Cuba, en el que se conmemora la creación de la ciudad de la Habana hace 500 años?

El Rey D. Felipe VI es el rey de una monarquía constitucional. Es el representante de España en el exterior, pero tiene el margen de maniobra política que tiene, está exento de responsabilidades políticas. No consiento que, por desconocimiento de las competencias constitucionales del Rey, alguien, en el seno de la isla de Cuba, le asigne responsabilidades políticas a Don Felipe por lo que él haga en desarrollo de lo que el Gobierno le diga. Por tanto, cualquier responsabilidad que se derive de la visita del rey corresponderá al Gobierno, no al rey.

¿Las Cortes españolas destinan el mismo esfuerzo en la lucha contra otras tiranías en países igualmente hermanados, como es el caso de Nicaragua, de Venezuela, y el de Guinea Ecuatorial?

Venezuela sí está muy presente, pero Nicaragua y Guinea menos. El problema es que el que está en la pista de juego ahora es Cuba por el acuerdo con la UE. Si la UE estuviera haciendo lo propio en Nicaragua, probablemente se podría extrapolar ese modelo de acción política a Nicaragua. Pero ahora, con quién se está negociando es con la Habana.

¿Pedro Sánchez puede liderar a la UE en las relaciones con los países hispanos?

Espero que así lo haga, y si resulta que el nuevo Ejecutivo no lo lidera él, también espero que lo haga. No depende de la persona que ocupa el cargo, sino de la posición mayoritaria de los partidos de la cámara. Pedro Sánchez tendrá que tomar la postura que le corresponde como presidente del Gobierno.