Terremoto político en el bipartidismo

La Razón
La RazónLa Razón

¿La victoria de Macron y Le Pen en la primera vuelta supone una clara muestra del fin del bipartidismo francés?

–Para responder a esta pregunta con la precisión correcta habrá que esperar a las elecciones legislativas de junio. El resultado que obtengan entonces Los Republicanos (derecha) deberá ser observado con detalle, así como la recomposición del Partido Socialista en en torno a En Marcha!, el partido de Emmanuel Macron. Lo que no debemos pasar por alto es el resultado del Frente Nacional. Mientras que en las presidenciales ha conseguido en la primera vuelta el apoyo de más del 20%, no creo que este respaldo se traslade a los comicios legislativos. Por lo tanto, el bipartidismo parlamentario tiene buenas posibilidades de persistir en torno a un partido de derecha y un partido socialdemócrata, contando con que el Frente Nacional está firmemente arraigado en el panorama político.

¿El discurso europeísta de Macron y su respaldo en las urnas es una señal de tranquilidad frente al desencanto generalizado de la sociedad francesa con la UE?

–Sinceramente, estas elecciones han sido una total contradicción. Candidatos antieuropeos han conseguido resultados excelentes y suponen casi una mayoría. Sin embargo, Macron, el primero más votado, es un candidato muy pro-europeo que tiene una alta probabilidad de convertirse en el futuro presidente francés. Esta situación podría complicar mucho la gestión del nuevo presidente. Él no puede ignorar los buenísimos resultados del Frente Nacional y de La Francia Insumisa de Mélenchon, que juntos suman más del 40% del apoyo en la primera vuelta.

¿Es Macron el rival más incómodo que podía tener Le Pen en la segunda vuelta? ¿Cuáles serán las estrategias de cara al 7 de mayo?

–Le Pen perdería frente a cualquier rival según todas las encuestas, mientras que Macron se ha sabido beneficiar del impulso que ha recibido. Ahora, la líder del Frente Nacional luchará para conseguir ampliar aún más su apoyo, no sólo centrándose en su base fiel de votantes. Por su parte, Macron puede tomarse con más tranquilidad esta segunda vuelta ya que enfrentarse a la extrema derecha le será sencillo.

¿En qué radica el éxito de Macron?

–Se ha beneficiado de ser «la novedad» y especialmente de los problemas legales de Fillon. Gran parte de su apoyo proviene del rechazo al líder de Los Republicanos. Además, Macron ha tenido la habilidad de presentar un programa muy general capaz de seducir a un amplio espectro de votantes, cayendo en contradicciones. Mientras que Fillon se ha quedado con el votante tradicional conservador, él ha atraído a los conservadores más jóvenes. Incluso ha conseguido que los franceses se olvidaran de que fue ministro de Hollande y que él es en parte responsable del fracaso de las políticas del presidente saliente.

Hamon y Fillon ya han pedido el voto por Macron, ¿conseguirá Le Pen algún apoyo?

–Resulta complicado la llamada de algún otro partido para votar por Marine Le Pen el 7 de mayo, sólo el candidato Dupont-Aignant podría hacer tal cosa. Lo que hay que tener en cuenta tras los resultados de ayer es que es probable que muchos de los votantes de La Francia Insumisa de Mélenchon se abstengan en la segunda vuelta, pero otros tantos optarán, probablemente, por sumarse al Frente Nacional. Aun así creo que estos votos no serían suficientes para que Le Pen consiga la victoria en la segunda vuelta.

*Profesor de la Universidad Sophia Antipolis de Niza. Preguntas de Ángel Nieto