Túnez conmemora el aniversario de la «revolución» en un clima de tensión

El "Segundo Aniversario de la Revolución"que derrocó al expresidente Zin El Abidín Ben Alí se vivió hoy en la capital tunecina en un clima de tensión, en gran parte por la acción de los islamistas, y en particular de las Ligas de Protección de la Revolución (LPR), cercanas al partido gubernamental Al Nahda.

TÚNEZ (TÚNEZ), 14/01/2013.- Miles de tunecinos participan en una manifestación con motivo del segundo aniversario de "la revolución pacífica"que forzó la huída del entonces presidente Zine el Abidine Ben Ali, en la avenida Habib Bourguiba de la capital tunecina, hoy, lunes 14 de enero de 2012. EFE/Mohamed Messara
TÚNEZ (TÚNEZ), 14/01/2013.- Miles de tunecinos participan en una manifestación con motivo del segundo aniversario de "la revolución pacífica"que forzó la huída del entonces presidente Zine el Abidine Ben Ali, en la avenida Habib Bourguiba de la capital tunecina, hoy, lunes 14 de enero de 2012. EFE/Mohamed Messara

Desde primera hora de la mañana, miles de simpatizantes de las distintas corrientes y formaciones políticas inundaron por separado las calles que circundan la avenida de Habib Bourguiba, en el centro de la capital, para conmemorar la revuelta popular.

La marcha, convocada por el opositor "Nidá Tunis", del exprimer ministro transitorio Beyi Caid Esebsi, se vio forzada a cambiar de recorrido cuando llegó a la plaza del "14 de Enero", situada a cien metros de la sede del Ministerio de Interior.

Allí, un amplio dispositivo Policial evitó que se encontrara con una concentración convocada por líderes del islam más rigorista, entre los que se encontraban miembros de las llamadas ligas revolucionarias

El sociólogo y miembro de "Nidá", Hamadi Remissi aseguró a Efe que los organizadores decidieron cambiar de itinerario para evitar enfrentamientos, después de que grupos de islamistas ortodoxos insultaran a los seguidores de este partido, acusado de dar acogida a dirigentes del antiguo régimen.

Asimismo, medio centenar de jóvenes salafíes intentaron asaltar la nueva sede de "Nidá Tunis"inaugurada hoy en el centro de la ciudad, presenció Efe.

Sin embargo, los asaltantes desistieron de su intento tras la intervención de los efectivos de la Policía antidisturbios, que acordonó la calle.

"Será difícil alcanzar la democracia si el acoso y la presión de las LPR no cesa, porque son intolerantes", subrayó el profesor.

Los partidos de las coaliciones de izquierda de "Al Masar"y del Frente Popular, que iniciaron su manifestación en la Puerta de Francia, en un extremo de la avenida Burguiba, también sufrieron agresiones y amenazas por parte de activistas islámicos de las Ligas, según denunciaron varios de sus miembros.

Las consignas de los partidos de la oposición coincidieron en reclamar "Libertad, trabajo y dignidad"mientras que el Frente Popular se preguntaba en unas octavillas por los avances en el país tras dos años de transición.

El gubernamental Al Nahda organizó varias actividades culturales en la puerta del Teatro Municipal, también en la céntrica avenida Burguiba, en donde diferentes intérpretes cantaron himnos religiosos y canciones de apoyo a Palestina.

A pesar de que de los principales partidos decidieron celebrar la caída de Ben Alí cada uno por su lado, como ya ocurrió el año pasado, uno de los fundadores de Al Nahda, Aymi Lurimi, expresó su satisfacción por ver que "todas las familias políticas se manifiestan en la avenida Bourguiba".

En declaraciones a Efe, Lurimi interpretó esta situación como una "señal del pluralismo que posibilitará una alternancia en el futuro democrático del país".

"Como se puede observar, Túnez no es Somalia", concluyó el líder de este partido islamista moderado.

Durante las protestas, un miembro del Sindicato Nacional de los Periodistas Tunecinos (SNJT) Zied El Hani fue agredido por "desconocidos".

Con ocasión de este aniversario, el presidente transitorio tunecino, Monsef Marzuki, amnistió a 312 presos y redujo las condenas a 1.383 condenados.

Marzuki, junto al jefe del Gobierno, Hamadi Yabali y el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Mustafa Ben Yafar, participó en un acto oficial en conmemoración del triunfo del levantamiento popular, que incluyó una marcha militar.

En otras regiones como Sidi Buzid, donde estalló el levantamiento en diciembre de 2010, y en las regiones deprimidas de Kaserin y Tela o en Gafsa, capital de la cuenca minera, no se festejó, sin embargo, el aniversario.

A pesar del triunfo de la revuelta, las manifestaciones de origen social y laboral en estas regiones son aún habituales.