EE UU ya puede continuar sus ataques contra el EI tras la reapertura de la base de Incirlik

Turquía, socio fundamental de la OTAN debido a sus fronteras con Siria e Irak, cuenta con el segundo mayor Ejército de la Alianza Atlántica

Imagen aérea de la base de Incirlik.
Imagen aérea de la base de Incirlik.

La base militar de Incirlik en el sur de Turquía, donde se hallan contingentes militares y cazas estadounidenses y europeos ha sido sellada de momento por las autoridades turcas, informó el consulado de Estados Unidos en un comunicado accesible en su web.

Las autoridades turcas habrían reabierto la base aérea de Incirlik para que la aviación de Estados Unidos y del resto de países de la coalición internacional puede continuar los bombardeos contra el Estado Islámico, ya que buena parte de los vuelos parte de esta instalación militar.

Tras el golpe fallido del viernes, Estados Unidos se vio obligada a suspender temporalmente los vuelos de su misión contra el Estado Islámico que operan desde esta base turca, ya que las autoridades del país cerraron el espacio aéreo en la zona tras la intentona de golpe de Estado, según informaron fuentes del Departamento de Defensa a la CNN.

Hasta esta tarde, los cazas estadounidenses no podían despegar de la base aérea y sólo se había permitido a un número reducido de aeronaves regresar tras finalizar sus misiones en Siria e Irak.

La suspensión temporal de los bombardeos contra el Estado Islámico coincide con el cierre de los accesos a la base militar y cortes de luz promovidos por autoridades locales, según avisó el consulado estadounidense en la vecina Adana ayer por la mañana. El Mando Europeo estadounidense, con base en Sttutgart (Alemania), elevó al comienzo de la asonada militar la alerta en su base en Turquía a «Delta», el máximo.

Importancia estratégica

Desde febrero de 1952, Turquía forma parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), momento en el que el país decide iniciar una importante modernización de sus Fuerzas Armadas y, en la actualidad, cuenta con cerca de 600.000 efectivos, lo que lo convierte en el segundo país miembro de la OTAN con más militares, sólo superado por Estados Unidos. Está incluso por delante de potencias como Reino Unido, Francia y Alemania. Según el último informe de la Alianza Atlántica, el gasto en Defensa de Turquía fue de 33.840 millones de euros en 2015 (el 1,67% de su PIB) y se espera que este año cierre con una inversión que también supere los 33.000 millones. En cuanto a medios, dispone de unos 3.700 tanques, más de 7.500 blindados, unos mil aviones militares, medio millar de helicópteros y casi 200 buques. Pero lo que es clave para la OTAN es su situación estratégica como defensa ante amenazas que llegan de Oriente Medio y del noreste de África. De hecho, Turquía ha participado en misiones en Afganistán, Bosnia y Kosovo.

En el frente interno, el Ejército turco lucha sobre todo contra la guerrilla kurda del ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), cuyas bases se encuentran, sin embargo, en el norte de Irak, vecino a Turquía. Las Fuerzas Armadas turcas no sólo actúan contra la guerrilla en el sur y sureste de su territorio, sino que en los últimos meses bombardean con frecuencia el norte de Irak y también el norte de Siria, desde donde provienen ataques del grupo yihadista Daesh.

«Sin novedad» entre el contingente español

«Nuestros soldados desplegados en Adana, Turquía, están bien y la situación en el asentamiento español es de normalidad absoluta». Con este tuit, el Estado Mayor de la Defensa confirmaba que el contingente desplegado en Turquía se encontraba bien. Horas después, volvía a informar de que el personal seguía «sin novedad. Calma absoluta». Se trata de un equipo de 132 militares que, con una batería de misiles «Patriot», participan en la misión «Active Fence» de la OTAN, reforzando la defensa aérea turca frente a la amenaza de misiles balísticos desde Siria. Se encuentran desplegados también en la base aérea estadounidense de Incirlik, clave para las operaciones aéreas contra el Daesh. El grueso del contingente procede del Regimiento de Artillería Antiaérea nº81 (Valencia), al que apoyan efectivos de Madrid y Cartagena.