Publicidad
Publicidad
Actualidad

Turquía no reforzará sus tropas en el norte de Irak pero tampoco las retirará

Turquía no reforzará su contingente militar en el norte de Irak para entrenar a fuerzas antiyihadistas, pero tampoco lo retirará, declaró el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, a su homólogo iraquí, Ibrahim al Yafari. El contenido de la conversación telefónica entre ambos mantenida anoche lo ha difundido hoy el portavoz del Ministerio de Exteriores, Tanju Bilgic, cuando se cumplen las 48 horas que el domingo dio el Gobierno de Irak a Turquía para retirar sus tropas, según recoge el diario "Sabah".

Publicidad

En esa conversación Cavusoglu dijo a Al Yafari que la presencia de tropas turcas está dentro del esfuerzo de la lucha internacional contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) y que la formación militar, sobre todo de milicianos peshmerga kurdos, se hará en cooperación con Bagdad.

El jefe de la diplomacia turca reiteró a su colega iraquí su respeto hacia la integridad territorial de Irak, algo que horas más tarde destacó también en un comunicado el Ministerio de Exteriores.

"Es inaceptable que se piense que Turquía podría tomar decisiones que puedan debilitar la soberanía y la integridad territorial"de Irak, señala ese comunicado.

Debido a la "susceptibilidad"de las autoridades de Irak, agrega el comunicado, Turquía detuvo su despliegue militar hace dos días.

Publicidad

El Gobierno central de Irak critica que Turquía enviase sus tropas sin haber coordinado esa acción, aunque sí lo hiciera con las autoridades regionales kurdas del norte de Irak.

Al mismo tiempo, el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, declaró hoy en una rueda de prensa que espera visitar pronto Bagdad para tratar de calmar los recelos del Gobierno iraquí sobre la presencia de tropas de Turquía en el norte de Irak.

Publicidad

Davutoglu ya envió una carta al Gobierno iraquí, cuyo contenido se difundió ayer, en la que afirmaba que no se enviarían tropas adicionales al campamento de Bashika, cerca de la ciudad de Mosul, mientras el Gobierno iraquí no esté convencido de las buenas intenciones de Turquía.

El pasado fin de semana, Bagdad protestó por el envío de unos 600 militares y 25 tanques turcos a Bashika, lo que calificó como una intervención y una vulneración de su soberanía.

Ankara respondió recordando que en el citado campamento, en las afueras de Mosul, el Ejército turco ya ha entrenando en los últimos dos años a más de 2.000 efectivos que luchan contra el EI, en su mayoría kurdos iraquíes, y que todas las actividades turcas allí han sido efectuadas en cooperación con oficiales iraquíes.

Bagdad ha advertido de que llevará el caso a los foros internacionales si Turquía no retira a sus tropas del norte de Irak.

EFE