Política

Un recluso mata a su compañero de celda, le saca los ojos y se hace un collar con una oreja

El hecho ha ocurrido en una prisión de Florida, en Estados Unidos. El asesino cumple ya una cadena perpetua por matar a un taxista en 1981

Un recluso en el anexo de la Institución Correccional de Columbia estranguló y mutiló a su compañero de celda, le sacó los globos oculares, envolvió su cuerpo empapado de sangre en una sábana y entró al comedor de la prisión con la oreja de la víctima colgada del cuello antes de que los funcionarios de la cárcel le detuvieran, según informa el diario de Florida “Miami Herald”.

El crimen tuvo lugar el jueves por la mañana, horas antes de que una pelea entre pandillas aparentemente no relacionada con el caso estallara en otro edificio del complejo penitenciario, ubicado en Lake City, a 50 millas al oeste de Jacksonville. En esta reyerta, dos pandillas, los Bloods y los Cutthroats, comenzaron a apuñalarse entre sí con cuchillos en un enfrentamiento por temas de contrabando.

El asesinato del recluso ocurrió en el anexo de la prisión, un edificio separado del edificio principal donde tuvo lugar la pelea entre bandas. El anexo y el edificio principal funcionan como dos prisiones distintas, pero son parte del mismo complejo, con una capacidad total de alrededor de 3.000 reclusos. Columbia alberga a algunos de los presos más violentos en el estado, dijeron funcionarios de prisiones.

Un portavoz de la gestión correccional identificó al recluso asesinado como Larry Mark, de 58 años, que cumple cadena perpetua por un asesinato que cometió en el condado de Broward en 1981. Cuando tenía 20 años, él y un otro acusado tomaron un taxi y luego aplastaron el cráneo del conductor golpeándolo repetidamente con un objeto pesado. El botín del crimen: 35 dólares y un anillo de bodas.