Una madre israelí y sus dos hijos, heridos por un coctel molotov cerca de Jerusalén

Jóvenes palestino en plena batalla campal con los soldados israelíes cerca de Ramala
Jóvenes palestino en plena batalla campal con los soldados israelíes cerca de Ramala

Una madre israelí y sus dos hijos han resultado heridos por el impacto de un cóctel molotov contra su vehículo cerca de Jerusalén, según ha informado este viernes el Ejército israelí en su cuenta oficial de Twitter. Horas antes un soldado israelí ha sobrevivido a un ataque con un cuchillo cerca del asentamiento de Gush Etzion, al recibir una puñalada de un joven palestino, que también ha resultado herido por las fuerzas israelíes, informa Ep.

Además, decenas de palestinos resultaron heridos hoy en enfrentamientos con fuerzas de seguridad israelíes, según indicaron fuentes sanitarias palestinas, en una jornada que había sido declarada "Día de la Ira"por el grupo islamista Hamás.

Las autoridades israelíes levantaron hoy las restricciones de edad a los musulmanes para que pudieran acudir al rezo de los viernes en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, por primera vez en un mes, y que concluyó sin incidentes en la ciudad.

Pero poco después comenzaron a reproducirse disturbios entre jóvenes palestinos y fuerzas de seguridad israelíes en las localidades cisjordanas de Hebrón, Halhul, Beit Umar, Ramala y Belén, así como en la franja de Gaza, informaron medios locales.

En la Halhul, tuvo lugar una manifestación convocada por Hamás, que acabó con duros choques en los que jóvenes palestinos arrojaron piedras, cócteles molotov y neumáticos ardiendo a las tropas israelíes, que según fuentes militares, emplearon medios para dispersar la protesta y efectuaron disparos.

De acuerdo con la agencia palestina "Maan", tres palestinos resultaron heridos de bala y otros dos recibieron impactos de bala recauchutada, mientras que 15 sufrieron intoxicación por inhalación de gas lacrimógeno.

Una portavoz del Ejército israelí indicó que sus fuerzas efectuaron disparos contra los principales instigadores de las protestas y confirmaron haber hecho tres blancos.

En la zona de Bet El, próxima a Ramala, añadió la portavoz militar israelí, se produjeron violentos enfrentamientos en los que un agente de la Guardia de Fronteras resultó herido leve en la mano por el impacto de una piedra.

Nuevamente las decenas de concentrados quemaron ruedas y atacaron con piedras y botellas incendiarias, en tanto que las fuerzas israelíes respondieron con medios antidisturbios y fuego real.

La agencia palestina informó de al menos 13 heridos por inhalación de gas en Kalkilia, al norte de Cisjordania, y dos en Ramala, conforme a datos de la Media Luna Roja (Equivalente a la Cruz Roja).

En el puesto de control del DCO, entrada de diplomáticos y personalidades palestinas a Ramala, se concentraron hoy unas 300 personas, un tercio de ellas miembros del movimiento nacionalista Al Fatah que lidera el presidente palestino, Mahmud Abás, para apoyar la convocatoria de la "Jornada de la Ira", según testigos.

Y en Hebrón, los disturbios se concentraron en dos puestos que controla el Ejército israelí situados en el corazón de la ciudad, donde los donde manifestantes palestinos arrojaron piedras, cócteles molotov, y las tropas emplearon medios antidisturbios, fuego real y balas recauchutadas.

Y en la ciudad cisjordana de Belén los choques se concentraron en las inmediaciones de la Tumba de Raquel, donde los palestinos arrojaron cócteles molotov y piedras, contra las fuerzas israelíes que emplearon material antidisturbios.

En la Franja de Gaza y de acuerdo con el ministerio de Sanidad de la zona, 18 palestinos resultaron heridos por disparos de fuerzas israelíes con munición real y balas recauchutadas, incluyendo tres fotógrafos y cámaras locales.

Las protestas se iniciaron tras la oración del mediodía del viernes a lo largo de la valla que separa Gaza e Israel.

En el interior de la Franja, los movimientos islamistas Hamás y Yihad Islámica organizaron manifestaciones para mostrar su apoyo al actual alzamiento, que ya consideran una Intifada, y pedir su continuación.

El Ejército israelí precisó que después de que decenas de manifestantes se aproximaran a la verja que delimita el territorio y trataran de entrar en suelo israelí, sus fuerzas emplearon medios antidisturbios y efectuaron disparos al aire, antes de apuntar hacia los principales instigadores de los hechos, y confirmaron haber alcanzado a tres de ellos.

Por la mañana un soldado israelí resultó herido en un apuñalamiento en Cisjordania, cerca del bloque de asentamientos de Gush Etzion, y el atacante fue disparado en la pierna, informó la Policía.

La última espiral de violencia que se inició el 1 de octubre se ha cobrado las vidas de 52 palestinos -cerca de la mitad de ellos en agresiones a israelíes en su inmensa mayoría con arma blanca-, nueve israelíes, un eritreo y un palestino con nacionalidad israelí, en ataques y disturbios.

EFE