Baloncesto

Nacido para estar en lo más alto

Ricky Rubio, jugador de baloncesto en la NBA

«Ricky, Ricky, Ricky, abusón, abusón, abusón». Era el cántico preferido de la afición del Joventut de Badalona cuando Ricky Rubio se convirtió en el jugador más joven de la historia en debutar en la élite del baloncesto español. A la edad en que otros ni han salido del cascarón o se preocupan sólo del acné, el base de El Masnou se enfrentaba a jugadores que podían ser su padre. Se estrenó en la Liga ACB en octubre de 2005. Lo hizo en Granada y tenía 14 años, 11 meses y 20 días. En 8 años, Ricky se ha convertido, en palabras del seleccionador español, Juan Antonio Orenga, «en mucho más que un jugador de baloncesto. Cuando estuvimos la temporada pasada en Minnesota, Ricky era como una estrella del rock. Es una locura lo que hay en Estados Unidos con él dentro y fuera de los pabellones», afirma Orenga.

Su melena, su barba y su estilo de juego, que es una apuesta permanente por el espectáculo, le han convertido en una estrella de la NBA. Ricky es una referencia con la camiseta de tirantes de los Wolves y sin ella. Adidas le ha convertido en una de las joyas de su corona. La compañía de ropa deportiva le extendió la pasada temporada un contrato por 12 años y casi 80 millones de euros. Ricky es un producto tan atractivo publicitariamente como dos de las grandes estrellas de la Liga, Derrick Rose y Dwight Howard. Y con todo eso, él sigue siendo el mismo que en 2011 se fue a Estados Unidos a una competición que parece pensada para él. Al menos eso aseguran sus compañeros en la Selección y sus padres, Esteve Rubio y Tona Vives. El primero, entrenador de baloncesto y «forofo patológico» según su hijo, fue el «culpable» de que Ricky empezase a tirar a canasta. A los cuatro años empezó con el minibasquet y a los 10, como no podía ser de otra forma, apareció el fútbol en su vida. Fue una «traición» breve. Probó en el equipo de su pueblo, pero a los pocos partidos le dijo a Esteve: «Oye, papá, ¿qué tal si volvemos al baloncesto?». Dicho y hecho.

Cuando regresó para quedarse fue un adelantado desde el principio. En las categorías inferiores del Joventut siempre jugó en un equipo que no le correspondía por edad y eso llamó la atención de la Federación Española. Pronto se convirtió en la estrella de las distintas selecciones por las que pasó y su actuación en el Europeo cadete de Linares le convirtió definitivamente en una estrella. Semanas antes de que los mayores se proclamaran campeones del mundo en Japón en 2006, Ricky ganaba la final del Europeo a Rusia. En este caso no resulta exagerado decir que la final la ganó él. Forzó una de las prórrogas con un tiro desde medio campo y terminó el partido con 51 puntos, 24 rebotes y 12 asistencias. Las cifras reflejaban su incidencia en el juego y no había más que abrirle la puerta de los mayores. El Joventut, la Selección, el Barça y el salto a la NBA. Con 23 años recién cumplidos, Ricky acumula un palmarés que ninguna de las grandes estrellas europeas de todos los tiempos (Petrovic, Kukoc, Sabonis, Nowitzki...) pudo alcanzar. Lo ganó todo en Europa, se convirtió en el base titular de España en la final olímpica ante Estados Unidos en 2008, con 17 años, y su llegada a la NBA le ha convertido en una estrella global. La grave lesión en la rodilla izquierda que sufrió en marzo de 2012 le ha permitido conocer el otro lado... Pero Ricky regresó y lo hizo fortalecido. Ya no es el chico que tenía en su abuela a su mayor admiradora. Ahora ya vive solo en Estados Unidos y es la referencia indiscutible de los Timberwolves. En Minnesota le ampliaron este año el contrato y en la Selección acumula internacionalidades como si rozara la treintena.

Ricky es el jugador español más mediático de la NBA. Su futuro está en disputar los «play-offs», alcanzar el Partido de las Estrellas y seguir como una de las referencias de la mejor Selección española de la historia, a la que espera el Mundial a celebrar en nuestro país el año que viene.

Currículum

Nombre: Ricard Rubio Vives

Fecha y Lugar de nacimiento: 21/10/1990 (Barcelona)

Equipo: Minnesota Timberwolves

Palmarés: Plata Olímpica en Pekín (2008), Oro Eurobasket (2009 y 2011), Liga ACB (2010), Euroliga (2010), Copa del Rey (2008. 2010 y 2011) y Supercopa (2009 y 2010).