Las grandes empresas anticipan la recuperación

La Razón
La RazónLa Razón

«Estamos en la antesala de la recuperación». Con estas palabras iniciaba el ministro Luis de Guindos el pasado jueves su comparecencia en el Congreso de los Diputados para informar sobre la situación económica de España. El PIB del segundo trimestre se acerca a la estabilidad, el primer paso para retomar el crecimiento, que abandonó por segunda vez en esta larga crisis hace justo dos años.

El empleo ha dado muestras de una inusual fortaleza de abril a junio. Con las exportaciones como abanderadas de este cambio de ciclo económico y el turismo intentando volver a cifras récord, sólo quedaba esperar a ver los resultados trimestrales de las grandes empresas. Media docena de ellas han presentado ya sus números, que muestran una notable mejora en la mayoría de los casos en relación con los datos del pasado año. A lo largo de la próxima semana, todas las empresas que forman parte del Ibex depositarán sus resultados en la CNMV. La sensación entre los analistas es que lo peor de la crisis ha pasado ya.

El sector financiero es el que más puede notar el avance experimentado por los mercados de capitales en los últimos doce meses. Los primeros resultados presentados confirman esta impresión. CaixaBank obtuvo en los seis primeros meses del año un beneficio neto de 408 millones de euros, un 146% más que en el mismo periodo del año anterior, gracias a la integración de Banca Cívica y Banco de Valencia y pese a realizar dotaciones y saneamientos por un importe de 5.383 millones. Entre enero y junio, los ingresos de la entidad (margen bruto) aumentaron un 6,3% y se situaron en 3.629 millones.

Resultados positivos

El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, aseguró el jueves que el perfil de los resultados trimestrales de este ejercicio van de menos a más de una manera sostenida, «aunque no a velocidad vertiginosa», porque al sector le afectan unos tipos de interés bajos. Además, la economía tiene que coger velocidad de crucero en los próximos trimestres, tras volver a la zona de crecimiento. Banco Sabadell ganó hasta junio 123,4 millones, un 37% más que hace doce meses. El grupo BFA-Bankia obtuvo 428 millones de beneficio, por lo que mantiene intactas sus previsiones de lograr unas ganancias de 800 millones este año. José Sevilla, director general de Presidencia de la entidad, se muestra optimista y espera que «las circunstancias empiecen a cambiar» a principios de 2014. Los resultados de Banco Popular quedaron casi como hace un año: ha ganado 170 millones y ha destinado a saneamientos más de 1.100. Bankinter multiplicó por 4,5 sus beneficios, hasta los 102,3 millones. Se trata del mejor primer semestre. Santander y BBVA presentarán sus datos la próxima semana y los analistas esperan buenas noticias.

Fuera del sector financiero, Telefónica, Iberdrola, Repsol y Gas Natural también publicaron sus resultados semestrales. La operadora de telecomunicaciones que preside César Alierta ha ganado 2.056 millones, en línea con lo registrado en 2012, aunque con una salvedad importante: entre abril y junio, en el segundo trimestre, ha aumentado sus ingresos un 0,5%, hasta 14.421 millones. La buena noticia para la compañía es que el margen sigue creciendo en España, que vuelve a ser el primer mercado, superando a Brasil.

Repsol subió sus ganancias un 2,6% hasta 1.054 millones, a pesar de haber perdido el control de YPF en el mes de abril del pasado año. Gas Natural Fenosa obtuvo un beneficio neto de 780 millones, un 1,7% más, en buena parte como consecuencia de la mayor contribución de las actividades internacionales, que representan el 43,3% del total consolidado. Iberdrola presentó unas ganancias de 1.728 millones, influidas por el aumento de la fiscalidad en nuestro país. El beneficio neto recurrente ha crecido un 2,8%.

Esta misma semana, el Banco de España ha confirmado las impresiones vertidas por distintos representantes del Gobierno durante las últimas semanas: el Producto Interior Bruto se ha contraído un 0,1% en el segundo trimestre del año, cuatro décimas menos que en el trimestre anterior y siete por debajo del dato del último periodo del pasado año.

Vuelve el equilibrio

«Desde el punto de vista económico, gran parte de lo malo ha quedado ya atrás y la economía española dejará las tasas de crecimiento negativas. Nos encontramos en una dinámica de estabilización y de inicio de una recuperación que va a ser visible en el tercer y cuarto trimestre de este año», afirmó Luis de Guindos en el Congreso de los Diputados.

El ministro de Economía asegura que esta mejoría se ha experimentado en los principales indicadores de coyuntura: los índices PMI de servicios y manufacturas –encuesta mensual que se realiza a los gestores de compras de las principales empresas españolas– tienen un perfil ascendete; el índice de producción industrial se ha mantenido al alza en todo 2013; el índice de confianza empresarial registra dos trimestres consecutivos de mejora, lo mismo que el indicador sintético, la herramienta que utiliza el Ministerio de Economía para diagnosticar la evolución de la actividad económica.

Ante la comisión Economía del Congreso, De Guindos aseguró que los fundamentos de la economía española «son mejores que los de hace un año gracias a la corrección de los desequilibrios acumulados». En su opinión, en los últimos 18 meses la economía española ha incrementado su competitividad de forma apreciable «y ha recuperado la práctica totalidad de la que perdió desde la entrada del euro». Para él, a España le quedan dos retos: la creación de empleo y la financación de las pymes, y en ambas está trabajando el Gobierno.

La caída del paro por debajo de los seis millones fue otra de las grandes noticias que recibió la economía española en la semana que hoy concluye. El número de desempleados según la Encuesta de Población Activa (EPA) se redujo en el segundo trimestre del año en 225.200 personas y se sitúa en 5,87 millones, el 26,26% de la población activa. Esta reducción ha afectado prácticamente a todas las comunidades autónomas, aunque las mayores bajadas se han producido en Madrid, Baleares, Andalucía y Cataluña.

La semana también se ha despedido con una nueva subida de la Bolsa, un 0,86% que, desde el lunes, ha acumulado unas ganancias del 5,17% gracias, sobre todo, a los buenos resultados empresariales que se han conocido y a los datos macroeconómicos que han divulgado el Banco de España y el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata del mayor avance semanal desde marzo. El otro de los factores que ha influido en el buen tono del mercado ha sido la prima de riesgo, que el viernes cerró en 296 puntos básicos, un 47% por debajo del nivel de hace un año, cuando Draghi dijo en Londres que el BCE haría todo lo que fuera necesario para salvar el euro «y, créanme, será suficiente». Dos días antes, el 24 de julio, la prima de riesgo de España marcó su máximo histórico al superar durante la sesión los 641 puntos básicos.