Actualidad

El Dr. Levent Acar y su equipo médico de la clínica Microfue de Estambul (Turquía), han revolucionado el paradigma mundial en la especialidad de trasplante capilar.

Pedro de Cea, paciente del Dr. Acar, nos explica su experiencia de trasplante en el centro Microfue

Publicidad

Publicidad

Desde finales de 2011, fecha en que Microfue abrió por primera vez sus puertas, el centro se ha convertido en un referente en las intervenciones de trasplante capilar, por su capacidad de ofrecer las últimas innovaciones y los métodos más modernos y por sus excelentes condiciones. Alrededor de 50.000 pacientes de todo el mundo han confiado su salud capilar en el Dr. Acar, uno de los más prestigiosos especialistas en trasplante capilar, miembro honorario de ISHRS (Internationa Society of Hair Restoration Surgery).

Publicidad

La mejor garantía de la excelencia médica del equipo del Dr. Acar, son los miles de casos de éxito acumulados durante su larga trayectoria profesional, y el alto índice de satisfacción manifestado por sus pacientes. Todos ellos coinciden en que la intervención de trasplante capilar marcó un antes y un después en sus vidas, logrando no solo recuperar una imagen más joven y natural, sino algo mucho más importante: la propia autoestima.

Publicidad

Además de la excelencia médica de la Clínica Microfue, el centro destaca por el precio altamente competitivo de sus intervenciones, muy inferior al existente en España y en el resto de países europeos. Por poner un ejemplo, el precio del paquete básico es de 1990,00 €, lo que supone una tercera parte de un tratamiento de las mismas características en España o en otros países europeos, con el valor añadido de poder viajar a Estambul, una de las ciudades más bellas del planeta.

Uno de los métodos de microinjerto capilar más avanzados que desarrolla el Dr. Acar es el denominado FUE, una técnica mínimamente invasiva caracterizada por su alta precisión y los múltiples beneficios que ofrece al paciente, tanto en el desarrollo de la propia intervención como en el proceso postoperatorio y de recuperación. El método FUE (siglas que corresponden a “Folicular Unit Extraction”) consiste en extraer las unidades foliculares, una por una, de las zonas donantes del paciente, habitualmente las de la nuca y los laterales de la cabeza, para implantarlas en las zonas afectadas por la calvicie. El resultado es espectacular, pues el pelo implantado parece tan natural como el que ya existía. Está técnica ha reemplazado prácticamente a la técnica FUSS (“por tiras”), en la que se cortaba una tira de pelo de la zona donante y se implantaba en la receptora.

Alrededor del 95% de los pacientes tratados con FUE obtienen resultados satisfactorios, y el 5% que sufre algún tipo de rechazo, generalmente es por no haber seguido correctamente las recomendaciones del postoperatorio.

Qué mejor manera de entender esta experiencia, que escucharla de primera mano a través del testimonio de una persona que confió en el Dr. Acar para realizarse un trasplante capilar. En esta entrevista, Carlos de Cea, paciente del Dr Acar, nos explica el proceso completo de una intervención que ha cambiado su vida.

Resultado Microfue

Carlos, ¿podría explicarnos cuál era su problema capilar?

De adolescente y en los primeros años de juventud, tenía un pelo fantástico, rizado y abundante. Me encantaba dejármelo largo. Era el típico melenitas... Pero a partir de los 25 - 26 años, todo empezó a cambiar. El pelo empezó a caer y fui quedándome calvo. Cuando me miraba en el espejo, sentía que no era yo.

¿A qué se debe su alopecia?

Se trata de una condición hereditaria, es lo que se llama “calvicie androgenética”. Mi abuelo paterno y mi padre empezaron a perder pelo a la misma edad, de modo que a los 30 la calvicie era ya muy acusada. Creo que las personas que sufrimos este tipo de calvicie somos los candidatos idoneos para este tipo de intervenciones.

¿Por qué decidió hacerse un trasplante capilar?

Quería volver a sentirme yo mismo. No os podéis imaginar la diferencia que marca el tener o no tener pelo... Es una intervención simple, pero que a mí me ha cambiado la vida.

Siendo español, ¿por qué elegiste la Clínica Microfue de Estambul?

Cuando decidí intervenirme, lo primero que hice fue informarme sobre los mejores especialistas del mundo en esta especialidad, y entre todos ellos, el Dr. Levent Acar, de la prestigiosa clínica Microfue de Estambul (Turquía), destacaba como una eminencia a nivel mundial. Me informe sobre los servicios ofrecidos por Microfue y me sorprendió la calidad de la atención de este centro, la claridad en las explicaciones y lo detallistas que eran ¡Realmente, te lo ponían fácil! Y en cuanto a las condiciones, no me lo podía creer... El paquete básico, que contempla el trasplante capilar (un máximo de 5.000 grafts), exámenes médicos, medicinas para antes y después de la operación, hotel de lujo, traslado por la ciudad, interprete nativo y garantía de 10 años, era de 1990,00 €, una tercera parte de un tratamiento similar en España, con el valor añadido de poder viajar a Estambul, una de las ciudades más bellas del planeta. Lo tuve clarísimo desde el principio ¡Sin duda, ha sido la mejor opción!

¿Cómo fue tu llegada a Estambul?

Llegué el día antes de la operación y aproveché para visitar esta maravillosa ciudad... La Mezquita Azul, la Iglesia de Santa Sofía, la Cisterna Basílica... Nos perdimos por el Gran Bazar y disfrutamos del ambiente único del Bazar de las Especias... Por la tarde, navegamos por el Bósforo, contemplando los magníficos palacios situados a sus orillas... Una ciudad realmente mágica. La noche fue tranquila, en el hotel, y por la mañana recuerdo un desayuno delicioso y la llegada del minibús de la Clínica Microfue que vino a recogerme. Desde ese momento, estuve siempre acompañado por personal del centro.

¿Tu primera impresión de Microfue?

Lo que más agradecí fue la excelente atención prestada por el personal de la clínica. Cuando llegué, me hicieron rellenar un formulario con información sobre mis datos personales y perfil de paciente. Estuvieron siempre conmigo, resolviendo todas mis dudas.

A partir de ahí, ¿cómo trascurrió todo?

Una enfermera muy amable me acompañó a la habitación, donde me cambié para la intervención. Posteriormente, me recibió el Dr. Acar y comenzamos con las operaciones preliminares. Lo primero que hizo fue analizar las características de mi cabello y las peculiaridades de mi rostro. Posteriormente, con un rotulador, marcó sobre la piel de mi cabeza la zona a implantar y me mostró la propuesta. Para diseñar la línea frontal del cabello, el doctor tuvo en cuenta factores como la forma y la proporción de mi cabeza, la musculatura facial y, por supuesto, mi edad, con el fin de conseguir un resultado lo más natural posible. El efecto era perfecto. Esas fueron las líneas que siguieron durante la intervención para hacer los injertos.

¿Cómo transcurrió la intervención?

Todo fue conforme me informaron. La cirugía se realizó mediante la técnica FUE, de forma ambulatoria y con anestesia local, manteniéndome en estado de consciencia durante toda la intervención. Primero me extrajeron los bulbos de la zona donante y los colocaron en una solución para conservarlos en perfectas condiciones hasta su implantación. Posteriormente, el Dr. Acar realizó, una a una y con una extrema precisión, las 3.500 incisiones donde implantó manualmente cada uno de los microinjertos con una micropinza especial, seleccionando el lugar adecuado y la orientación necesaria para que el cabello creciera de una forma ordenada y natural.

¿Cómo fue la recuperación?

La verdad, todo fue perfecto. Al día siguiente de la intervención estuve un día de reposo y al segundo día regresé a España y me incorporé al trabajo de forma inmediata, sin ningún tipo de molestia.

Después de su experiencia, ¿qué consejo daría a una persona que esté pensando en hacerse un trasplante capilar?

Lo primero que le diría, es que no se dejen engañar y que fuera con cuidado con las gangas. El éxito de Turquia como destino de turismo sanitario capilar en Europa y Asia, ha tenido un efecto colateral negativo, que ha sido la proliferación del intrusismo, con clínicas que carecen de experiencia y personal cualificado. Antes de intervenirse, deben informarse sobre la experiencia real del centro y la cualificación de los especialistas. En este caso, mi consejo es que acudan a la Clínica Microfue de Estambul, y confíen en la excelencia médica del Dr. Levent Acar y su equipo médico.