Actualidad

¿De verdad afecta la luna llena a nuestro cuerpo y salud?

Al eclipse parcial vivido recientemente hay que añadir que actualmente está en su fase de luna llena y sobretodo la celebración del cincuenta aniversario de la misión del Apolo XI que hizo que el hombre la pisara por primera vez

Al eclipse parcial vivido recientemente hay que añadir que actualmente está en su fase de luna llena y sobretodo la celebración del cincuenta aniversario de la misión del Apolo XI que hizo que el hombre la pisara por primera vez

Publicidad

Estos días, la Luna, el pequeño satélite que gira alrededor de la Tierra está más de moda que nunca. Al eclipse parcial vivido recientemente hay que añadir que actualmente está en su fase de luna llena y sobretodo la celebración del cincuenta aniversario de la misión del Apolo XI que hizo que el hombre la pisara por primera vez. Pero, ¿realmente la luna llena afecta a nuestra vida? ¿es posible cuidarse más o aplicar trucos de belleza dependiendo del momento del ciclo lunar? Por cada estudio que demuestra que sí, sale otro que lo echa por tierra, por eso, la empresa online líder en productos de salud y belleza www.nutritienda.com ha recopilado cuáles son las creencias populares más arraigadas en España y aconseja que hacer. ¿Te atreves a ponerlas en práctica?

Cabello

Tradicionalmente se ha creído que la luna llena simboliza la regeneración. Mitos aparte sobre si a los hombres lobo les crece el pelo cuando la ven en el cielo, una de las creencias más extendidas es que esta fase de la luna promueve la regeneración y reparación del cabello, por lo que las personas que tengan el pelo dañado o seco tienen una magnífica oportunidad para cortárselo y esperar a que les crezca nuevamente más sano, fuerte y brillante. Es más, muchas personas, hoy en día, programan sus sesiones de peluquería en función de la luna... La creencia más arraigada es que hay que cortarse el pelo entre las 6 de la mañana y las 12 del mediodía un día antes de la Luna llena o el mismo día. Esta creencia no tiene base científica pero... ¿Qué puede pasar por intentarlo?

Lo que sí es científico y viene recomendado por los expertos es que para tener un pelo sano y fuerte, lo ideal es lavarlo cada tres días y fijarse en los ingredientes de los productos utilizados para su higiene, ya que algunos pueden ser más perjudiciales para el cuero cabelludo como ciertos alcoholes y sulfatos. Además, recomiendan no aplicar demasiada cantidad de producto en cada lavado (nos referimos al champú, a la mascarilla y a las cremas de peinado) ya que si se aplica en exceso, se puede asfixiar el folículo piloso y provocar la caída del cabello.

Publicidad

El foco debe estar puesto en la raíz. ¿Cómo? Masajeándola despacio durante, al menos, tres minutos para activar la circulación. ¡Por cierto! Las puntas se limpian solas, hay que dejar que la espuma vaya bajando desde la raíz y no añadir más producto para esa zona en concreto. Tampoco es necesario frotarlas. ¿Y para que el cabello brille más? Sólo hay que aclarar el champú con agua templada y terminar con agua fría.

Por último, es recomendable utilizar un tratamiento de parafarmacia que se alterne con el champú habitual en caso de caspa, irritaciones o caída de cabello y siempre consultarlo antes con un dermatólogo.

Publicidad

Como anécdota, aprovechamos para recordar que la creencia popular también dice que no hay que depilarse durante la etapa de luna llena, ya que el vello saldrá a los pocos días y en mayor cantidad. ¡Pero que esta creencia no te estropee una cita!

Retención de líquidos del cuerpo

Ya en la antigua Grecia se creía que el hombre estaba influenciado por el Sol y la mujer por la Luna y, en consecuencia, se estableció la teoría de que el periodo menstrual de la mujer tenía relación con nuestro satélite. Es más, el mismo vocablo así lo establecía: el término proviene del griego “mens” que tiene entre sus acepciones “mes lunar”. Por eso se tiene la creencia que el ciclo menstrual es de 28 días igual que dura el ciclo lunar. Pero esta no es la única relación que el saber popular establece entre las fases de la Luna y nuestro cuerpo.

El sueño

Cuando hablamos del sueño, vemos que la lista de estudios se vuelve interminable en la que se refutan unos a otros. Aunque parece que la mayoría coinciden en que cuando la Luna está llena se duerme menos, más tarde y peor. De hecho, nos encontramos con uno realizado por la Universidad de Basilea en el que comprobaron que los voluntarios adultos del estudio durmieron una media de 20 minutos menos, estuvieron un 30% menos de tiempo en sueño profundo y tardaron 5 minutos más en quedarse dormidos en la fase de luna llena. Otro, lo hizo el Instituto de Investigación del Este de Ontario a casi 6.000 niños en el que los resultaros desprendieron que apenas durmieron seis minutos menos de lo habitual.

La piel

Publicidad

La piel se renueva a un ritmo similar al de la luna, es decir, cada 28 días. Por este motivo, las creencias populares afirman que la Luna influye mucho en el aspecto de nuestra piel. De hecho, en la Antigüedad estaban convencidos de que los lunares aparecían por la influencia que tenía la Luna sobre la piel, de ahí su nombre. Otra teoría dice que durante la etapa en la que está llena, los poros están más dilatados por lo que sería el momento idóneo para hidratarlos haciendo que los productos aplicados penetren mejor. Lo hagamos en este momento o no, lo primero que debemos hacer es utilizar un limpiador suave para eliminar las impurezas sin acabar con la barrera natural de la piel. Después, puede exfoliarse y aplicarse una mascarilla para acabar con nuestra crema hidratante y una ampolla efecto flash que proporcione flexibilidad y luminosidad a la piel.