• Alain-Fabien Delon, durante la presentación de «Miss Dior» en el Grand Palais de París
    Alain-Fabien Delon, durante la presentación de «Miss Dior» en el Grand Palais de París /

    gTres

Delon vs. Delon: su hijo lo tacha de machista, xenófobo y violento

Ha escrito un libro que no pasa desapercibido debido a estas acusaciones, aunque no es la primera vez que atacan así al mito francés

Alex Delval es un joven que quiere abrirse camino en el mundo del cine pero sufre la alargada sombra de un padre rico, poderoso, colérico y manipulador. Un hombre tirano que humilla a sus hijos y a las mujeres que pasan por su lado, que colecciona armas y fetichismos del más diverso pelaje y que cultiva ideas xenófobas. Este es el hilo principal de un libro que acaba de aparecer en Francia titulado «De la raza de los señores» (editorial Stock) y que puede que no pasara sin más pena ni gloria de no ser porque su autor, Alain-Fabien, de 24 años, no fuera quien es, el hijo menor del mítico Alain Delon y que el escandaloso texto no fuese ni más ni menos que un compendio de paralelismos de su vida y de la de su padre. No se trata de una biografía, pero pocos dudan en Francia de las similitudes, en muchos casos insultantemente explícitas, que establece el autor con el protagonista a lo largo de las 252 páginas de esta novela. El relato de una infancia marcada por un padre sin escrúpulos. De hecho, el título del libro es una referencia al icónico actor de cine francés según ha confesado el propio autor, modelo imagen de Dior desde 2015, a la revista «Elle». La frase que más le repetía su padre era: «Tú perteneces a la raza de los señores, así que todo estará bien». En la misma entrevista, el menor del clan, metido ahora a escritor, señala que durante años vivió «esperando una bofetada» y que ahora solo espera que «viva lo suficiente» como para que le vea llegar muy alto. Dice que no tiene tiempo para odiar. Con la obra llega el enésimo capítulo de polémicas familiares para Alain Delon, de 83 años. De hecho, ésta no es la primera vez que el menor de sus tres hijos carga contra él. Fue en 2013 cuando Alain-Fabien acusó a su padre de haberse comportado de manera violenta con su madre, la ex modelo holandesa Rosalie Van Breemen, a quien en una ocasión dijo que le fracturó ocho costillas y la nariz. «Romper con Alain llegó a ser una cuestión de vida o muerte», llegó a asegurar Rosalie en una entrevista en Alemania que dejó a Francia en estado de shock. Años después, el propio Delon volvía sobre las acusaciones confesando en televisión que «si dar una bofetada es ser machista, sí lo soy». Por el momento, el icónico actor no se ha pronunciado sobre las nuevas revelaciones noveladas del benjamín de la familia, que llega a contar en la novela alguna anécdota real, como cuando buscando una botella de alcohol de su padre descubrió un gato muerto en el congelador. Pero en el relato también ataca a su madre. El joven acusa a Rosalie de haberse fugado con su nuevo amante y futuro esposo, abandonando a la familia y dejándolos a él y a su padre solos en un apartamento en Roma rodeados de drogadictos.

Relaciones problemáticas

La novela evoca también de pasada otras familias y relaciones de su padre con señoras como Romy Schneider, Dalida, Mireille Darc y Anne Parillaud, entre otras. Varias de esas mujeres fueron madres de hijos atribuidos al actor, que solo ha reconocido a tres.

El hermano mayor del clan, Anthony, no ha comentado aún el libro. Anouchka, la única que en apariencia mantiene buenas relaciones con su padre, ha intentado salvar vía fotos del clan en redes sociales los restos de unas relaciones tormentosas y aventadas sin escrúpulos en la escena pública. De hecho, Alain Delon ya reprochó a su hijo en el pasado que se vendiese al sensacionalismo por un poco de dinero. Sin embargo, ni los años ni las polémicas en las que se ha visto envuelto, con comentarios homófobos y coqueteos con la extrema derecha incluidos, han conseguido marchitar el atractivo de uno de los intérpretes más populares del cine francés. «Hay una diferencia entre mi vida personal y la de actor. Solo pido que se haga esta distinción», dijo el propio Delon cuando aún en activo recogió el Oso de Honor en la Berlinale de 1995. Las controversias familiares se han ido multiplicando desde entonces haciendo casi al Delon un mito lejano de las miserias personales que el crepúsculo de Alain arrastra.

Un hijo tampoco libre de controversia

Alain-Fabien Delon ha hecho ya sus pinitos como actor, aunque hasta el momento es su contrato con Dior desde 2015 lo que le ha dado una relevancia mediática en Francia. A sus 24 años, tiene una vida tan intensa casi como la de juventud de su progenitor. Y como Anthony Delon, también ha enfrentado problemas con la Justicia cuando estaba a punto de alcanzar la mayoría de edad al verse envuelto en un tiroteo en la casa de su padre en Ginebra (Suiza), en el que resultó herida de gravedad una joven. Finalmente, fue condenado a cinco meses de cárcel, pero no llegó a entrar en prisión.