Apura: una «sanguchería» que cocina perú y asturias entrepanes

Mario Céspedes es un cocinero y empresario que sabe muy bien qué le gusta al comensal madrileño. Por eso, al saborear el éxito en Avilés con el primer Ronda 14, junto a su mujer, Conchi Álvarez, decidió abrir aquí una segunda sede. Después, llegó Cilindro y hace poco más de un mes Apura, una sanguchería típica de su Lima natal en la que no falta ese guiño astur, que caracteriza sus bocados. Bocatas peruanos elaborados con el mejor producto al que aplica la técnica adecuada con el objetivo de que resulten sabrosísimos. Lo consigue, se lo aseguro. Delicias que a partir del mes que viene podremos degustar a diario en un horario ininterrumpido desde la una del mediodía hasta medianoche. Nosotros comenzamos por el taco de pollo con rocoto y piña y por un alucinante brioche de carrillera ibérica con sésamo y hierbabuena, dos de las piezas que componen el apartado de las tapas en el que también destacan el rollito de oreja de cerdo, pieza de casquería a la que tiene especial cariño, ya que fue la primera que probó al llegar a la capital, y el insuperable steak tartar al estar aliñado con ají limo y una emulsión de zumo de lima. En cuanto a los sanguches, riquísimo es el de chicharrón de cerdo con camote frito y salsa criolla de huacatay. De calamar en tempura y rocoto y de entraña, repollo y aceituna botija son otros a hincar el diente, lo mismo que a las hamburguesas La Patosa, con foie y cebolla caramelizada, y El Adelantado, con tortilla de picadillo de chorizo, cebolla y ají amarillo. Para terminar, una buena torrija con helado de vainilla.

C/ General Oraá, 45. Madrid.

690051780