Cristiano Ronaldo, por ahora no hay boda

El futbolista no tiene planes para casarse con Georgina Rodríguez

Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez / Foto: Instagram
Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez / Foto: Instagram

El futbolista no tiene planes para casarse con Georgina Rodríguez

Hace pocos días saltó la notica. Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez estaban preparando su boda. Para celebrarla en Turín, se escribió. Algo nada descabellado, pero no, por ahora no hay boda, tal y como el delantero portugués ha confirmado en una entrevista en «La Gazzetta dello Sport». «Todavía no», afirmó, y explicó de dónde viene el error de lo publicado: «Voy todas las semanas a la iglesia. Todas las semanas. Soy católico y voy para agradecerle a Dios todo lo que me da. No pido nada, gracias a Dios lo tengo todo, simplemente le agradezco que proteja a mi familia y a mis amigos. Cambio de iglesia todas las semanas porque en Turín puedes elegir, hay muchas. Un paparazzi me vio y pensó que me casaría. En el futuro no se si sucederá, pero ahora no está en mis planes».

La respuesta es contundente por lo que Georgina Rodríguez, su novia y madre de su hija más pequeña, Alana Martina, tendrá que esperar para convertirse en la señora de Dos Santos Aveiro.

Cristiano Ronaldo ofrece muy pocas entrevistas y rara es en la que habla de su vida personal, sin embargo, en la misma línea de sinceridad que ofrece en ésta con el periódico deportivo italiano, el astro relata el episodio más duro de su vida. «Cuando murió mi papá, en 2005. Ahora está feliz y en el cielo lo ve todo. Fue difícil, pero es la vida, es así». Cristiano siempre ha tenido a su padre muy presente, que murió hace trece años, pese a que la vida de los hijos de José y la de su mujer, María Dolores, fue tormentosa por los problemas de alcohol del progenitor.

También «CR7» habla de sus hijos, al respecto de ser conocedor de la presión que van a tener que soportar por el hecho de serlo y cómo intentan ya canalizarlo para que sea consciente, por ahora, el mayor, Cristiano Junior. «Él lo sabe, juega en la Juve, conoce la presión y le gusta. Sabe que papá es una estrella y es feliz. A veces me pregunta: “¿Puedo traer dos amigos italianos a casa?”. Yo le digo que sí y él “pero tienes que estar allí porque queremos hacer una foto”. Todo esto forma parte de mi viaje como padre. Cristianinho quiere ser como yo, los otros son todavía pequeños, pero pronto sentirán esta presión».

Por último, el delantero remarca cómo se cuida para seguir siendo uno de los mejores futbolistas del mundo, que cumplirá 34 años en febrero. «Trato de comer sano, evitar el dulce. No bebo alcochol y creo que hay tres cosas muy importantes: dormir, comer y entrenar bien». Es la fórmula de su éxito.