Hoy se cumplen 30 años de la trágica muerte del duque de Cádiz

El resultado de una muerte trágica, inesperada con 52 años, siempre desata dudas y rumores. La del duque de Cádiz, fallecido hace 30 años en unas pistas de esquí de Estados Unidos, sigue abierta y más cuando fue un hombre marcado por la mala fortuna.

Alfonso de Borbón, duque de Cádiz / Foto: Gtres
Alfonso de Borbón, duque de Cádiz / Foto: Gtres

El resultado de una muerte trágica, inesperada con 52 años, siempre desata dudas y rumores.

Hoy, justo el día en el que Felipe VI cumple 51 años, se cumplen 30 años del trágico fallecimiento de Alfonso de Borbón, duque de Cádiz y pretendiente al trono de Francia para los legitimistas franceses. Hoy hubiese estado junto a su hijo Luis Alfonso, su nuera María Margarita Vargas y sus tres nietos, Eugenia, Luis y Alfonso, si un cable de acero extendido a la altura de su cuello, en una pista de la estación de esquí de Beaver Creek en Colorado, no se hubiera cruzado en su descenso por la nieve. Su hijo ha querido recordarle en un día tan especial.

Lo que son las casualidades de la vida, murió degollado, igual que sus parientes Borbones en Francia con la salvedad de ser, en el caso del duque de Cádiz, un infortunado accidente. No hubo juicio porque los abogados de la madre de sus hijos, Carmen Martínez-Bordiu, llegaron a un acuerdo económico con la aseguradora de la estación de esquí y ahí se acabó la investigación. Sin embargo, como toda muerte trágica también se desataron todo tipo de rumores sobre conspiraciones porque los otros esquiadores, que le acompañaban en el descenso, pudieron esquivar el cable de acero. Lo cierto es que la familia aceptó que había sido un trágico accidente, empezando por la madre del duque, doña Emmanuella Dampierre que lo achacó a la mala fortuna.

Los primeros años se celebraron funerales en su memoria en el Monasterio de las Descalzas Reales que pertenece a Patrimonio Nacional, donde está enterrado junto a su hijo Francisco, fallecido en un accidente de coche cuando el duque de Cádiz se saltó un stop en una carretera. Los dos Borbón, padre e hijo, descansan en un recinto muy vinculado a la Monarquía española y muy cerca de la catedral de la Almudena, donde la que fue su familia política, quiere enterrar a Francisco Franco, su ex suegro. Don Alfonso de Borbón Dampierre pudo ser, hace 50 años, rey de España, ante lo inevitable de ver a su primo hermano en ese lugar, el resto de su vida se conformó con dejarse agasajar los oídos por los legitimistas franceses, en su calidad de duque de Anjou, que le consideraban y daban el tratamiento de rey Luis XIX. Alfonso de Borbón era el padrino de bautismo de la infanta Cristina, con eso demostraba que entre primos no había resentimiento y el ducado de Cádiz, aunque se lo concedió Francisco Franco por mediación del conde de Barcelona, volvió a la Corona una vez que murió Alfonso de Borbón porque es un título que no se puede heredar ya que forma parte de los títulos de la Corona.