Ernesto Artillo: los trajes feministas de los que todos hablan

El artista y su obra «La mujer que llevo fuera» serán unos de los protagonistas de la alfombra roja de la fiesta del cine español. ¿Qué se esconde detrás de los trajes más comentados de las últimas semanas?

Artillo, en su estudio de Madrid, donde guarda algunos de los trajes que componen «La mujer que llevo fuera»
Artillo, en su estudio de Madrid, donde guarda algunos de los trajes que componen «La mujer que llevo fuera»

El artista y su obra «La mujer que llevo fuera» serán unos de los protagonistas de la alfombra roja de la fiesta del cine español. ¿Qué se esconde detrás de los trajes más comentados de las últimas semanas?

Aunque lleva más de siete años en el mundo artístico, sobre todo vinculado con el collage (donde es toda una referencia), el nombre de Ernesto Artillo se ha hecho popular durante los últimos meses gracias a una de sus obras más personales, «La mujer que llevo fuera»: «Empecé con estos trajes pintados justo después del verano», nos confiesa. «Me hice uno en casa y me fui a la calle. La gente me miraba, algunos de una forma muy intimidatoria y, sobre todo, se fijaban en los atributos femeninos. Me resultó violento, pero, a la vez, me di cuenta de que el traje hablaba, lo que lo convertía en una herramienta para el discurso feminista». Y no le ha ido tan mal. Lo que empezaron siendo trajes de Humana, ahora son de Purificación García o Adolfo Domínguez, dos de las firmas que han querido colaborar con él: «Pero la marca realmente es mi firma, porque no los entiendo como un objeto de moda, sino como una intervención artística», afirma Artillo.

De «OT» a los Goya

Brays Efe, Alba Flores, Cecilia Gómez y Jorge Suquet aparecieron sobre la alfombra roja de los últimos Premios Feroz luciendo sus creaciones, un traje masculino con la imagen del cuerpo desnudo de una mujer pintado encima. Pocos días después, y en una de las galas más esperadas de «Operación Triunfo» (en la que se decidía la canción y el intérprete que TVE enviaba a Eurovisión 2018), Alfred interpretaba «Que nos sigan las luces» con otra de sus obras. «Es el que más repercusión ha tenido –asegura el artista–. Y a mí me parecía algo histórico, que un chaval de 20 años heterosexual diga públicamente en la televisión que está orgulloso de ser feminista, sobre todo para dejar de estigmatizar esa palabra, que no es lo opuesto a machismo». El traje llegó allí gracias a Rosa, la estilista del programa con la que Artillo contactó y a la que le pareció una magnífica propuesta. «Todos accedieron convencidos con esta idea y el propio Alfred se lo puso con una sonrisa», recuerda.

Su próxima acción artística la vamos a ver esta noche en la alfombra roja de los Goya. Pero Artillo le ha dado una vuelta. Esta vez no serán los actores famosos los que lleven sus trajes, sino la prensa: «Quiero que sean ellos los que fomenten este diálogo», asegura. «Me apetecía que dicha reivindicación pasara a los medios de comunicación y lo han aceptado muy bien. Da igual la ideología del medio. Hasta el momento, el tratamiento ha sido estupendo, ya fuera en el “¡Hola!”, como en un periódico o en una revista de moda. Eso me ha parecido muy bonito. Esta noche la prensa va a ser la bandera visible del feminismo. Los trajes se van a transformar en palabras. No es tanto una performance, pero planteo que suceda algo. Que muchos periodistas se vistan con una de sus certezas va a producir un cambio», vaticina. De esta forma, Artillo va a conseguir que la atención no se centre solo en la alfombra roja sino también fuera de ella. Por primera vez el «¿de quién vas vestido?», algo que ya ha provocado críticas en los Oscar, puede que se convierta en toda una reflexión por el momento de revolución que se vive actualmente en la industria cinematográfica. Y todo gracias a la moda y al arte, como sucedió en los últimos Globos de Oro.

La chica de la limpieza

El destino final de todas estas piezas será, según tiene previsto Artillo, una subasta: «Todos los trajes están firmados y numerados. Se subastarán en un evento o “happening” y cada uno llevará una ficha donde cuente la historia que han tenido. Uno de ellos, por ejemplo, lo han llevado Eva Hache, Isa Calderón, María Jesús –la chica que limpia en mi casa–, un niño para un editorial en una revista y esta noche lo llevará una periodista», comenta. Todavía no tiene fecha para sellar el final de este proyecto, pero lo que sí sabe es que esta noche su obra «La mujer que llevo fuera» será una invitada más en la gala más importante del cine español.