La Infanta Elena sopla 55 velas

Es la sombra del Rey Emérito y siempre ha mostrado impecabilidad en su trayectoria profesional y responsabilidades con respecto a la Corona.

El “ojito derecho” del Rey Juan Carlos I, su debilidad y con quien siempre hace planes cumple hoy 55 años. El Rey Emérito siempre cuenta con su hija mayor para viajar por España, hacer rutas gastronómicas y disfrutar de salidas de todo tipo. La Infanta Elena contó con la ayuda y el apoyo de su padre cuando se separó de Jaime de Marichalar hace diez años y ahora es al revés, es la hija quien se centra en su padre desde que abdicó en Felipe VI y desde que su movilidad se ve afectada por la edad. Aunque la Infanta Elena no asistió al 40 aniversario de la Constitución, su responsabilidad siempre pasa desapercibida y aparece cuando su familia “más lo necesita”.

El 19 de junio de 2014 dejó de pertenecer a la Familia Real y pasó a formar parte de la “Familia del Rey” y, aunque esto no supuso la pérdida de los honores adquiridos cuando se proclamó a Juan Carlos I, desde entonces se dedica a su vida privada. La Infanta Elena sigue contando con sus momentos “públicos”, ya que su papel como directora de proyectos sociales y culturales de la Fundación Mapfre, su afición por la hípica junto a su caballo Kant y el cuidado a sus hijos Froilán y Victoria le mantienen presente.

Elena María Isabel Dominica de Silos de Borbón y Grecia, que así es el nombre completo de la Infanta de España y Duquesa de Lugo, nació en Madrid, en 1963, en la clínica Nuestra Señora de Loreto y se bautizó una semana después en el Palacio de la Zarzuela. Es la mayor de los tres hijos del Rey Juan Carlos I y Doña Sofía, seguida de la Infanta Cristina de Borbón y del Rey Felipe VI. La Infanta Elena fue al Colegio de Santa María del Camino y estudió magisterio en la Escuela Universitaria ESCUNI, diplomándose en la especialidad de inglés. Más tarde, en la Universidad de La Sorbona realizó cursos avanzados de francés y fue allí, según algunas publicaciones, donde conoció a su marido, Jaime de Marichalar y Sáenz de Tejada. Se casaron en 1995 en el Altar Mayor de la Catedral de Sevilla y, también bajo los cruceros estrellados de la Catedral sevillana, el Rey Emérito le concedió el título de Duquesa de Lugo.