Luz García, el secreto de la Corona

La Reina tiene a su disposición a profesionales que se encargan de su estética diaria, pero es su peluquera de TVE quien elabora su peinado en las ocasiones especiales. Discreta –tiene rubricado un contrato de confidencialidad– guarda una relación muy cercana con Doña Letizia.

Luz García, que peina a Doña Letizia desde que presentaba el Telediario de Televisión Española, ha sido la artífice de tan comentado corte de pelo. Desde el círculo más íntimo de la Reina apuntan a que este cambio sólo obedece a una mera cuestión de estética Gente del sábado

El pasado lunes parecía un inicio de agenda normal en la Familia Real, hasta que a las 20:00 horas, la Reina descendió del coche en la puerta del Casino de Madrid, y los asistentes a los «Premios Woman» pudieron ver que se había despedido de la media melena que la ha acompañado durante todos estos años. Hubo quien pensó que se trataba de un nuevo «falso bob», peinado que ha lucido en otras ocasiones. Pero no. Doña Letizia se había cortado el pelo de un modo radical. Dos han sido las preguntas que han estado en el aire desde entonces: ¿Quién le ha cortado el pelo a la Reina? ¿Cuál ha sido el motivo?

La artífice responde al nombre de Luz García, peluquera que trabaja en Televisión Española. Concretamente, en el departamento de Informativos de Prado del Rey. Luz es una peluquera «de toda la vida» de la cadena, ya que peinaba a Doña Letizia cuando ésta se incorporó a Televisión Española en 2000, año en que trabajó con el equipo de edición de «Telediario Segunda Edición» y se hizo cargo de la presentación de «Informe Semanal». Posteriormente, presentó el Telediario Matinal hasta que a finales de 2003, Zarzuela anunció el compromiso entre el entonces Príncipes de Asturias y Doña Letizia. Durante esos años, según informan fuentes cercanas a García, empezó a tejerse una relación más allá de lo profesional, debido a la buena sintonía existente entre la entonces periodista y la peluquera. Hasta el punto de que, cuando fue el momento de elegir a un profesional que peinase a Doña Letizia el día de su boda, la escogida fue ella. La de confianza. La de toda la vida de TVE1. Según informaron a LA RAZÓN fuentes de su entorno, Luz, aunque se caracteriza por su gran discreción, habría firmado un contrato de confidencialidad.

La Reina tiene a su disposición a profesionales que se encargan de su estética diaria, pero cuando tiene un acto oficial, se trata de una ocasión especial, o hay programado un viaje es García quien la acompaña, al igual que, por costumbre, es la artífice de su peinado en las bodas reales.

El último desplazamiento al extranjero que realizaron los Reyes fue a las instituciones europeas, donde además asistieron al homenaje por el 75 aniversario de Margarita de Dinamarca, en el que la Reina lució la tiara que Don Felipe le regaló por su quinto aniversario de boda.

Su primer «falso bob»

La primera vez que Doña Letizia, entonces Princesa de Asturias, escogió como peinado un «falso bob», del que ha hecho gala en sucesivas ocasiones, fue en California, por el viaje a Estados Unidos en el que acompañó a Don Felipe durante nueve días en noviembre de 2013. Concretamente, en una cena que tuvo lugar en Holmby Hills, en la residencia del embajador de Estados Unidos, James Costos. Don Felipe y Doña Letizia llegaron con una demora fuera de lo normal, y a su llegada sorprendió un peinado que nunca había llevado: el «falso bob». La primera justificación que se encontró a su tardanza fue el tiempo que habría tardado la Reina en hacerse el peinado, pero según comentó la entonces Princesa de Asturias a algunos periodistas, fue debido a un problema con la llegada de su equipaje desde el avión lo que les retrasó, y alegó que precisamente dicho peinado les había hecho ganar tiempo debido a su fácil elaboración. Presumiblemente, la autora fue Luz García. En junio de 2014 fue la primera vez que Doña Letizia llevó este peinado como Reina, con motivo de la entrega de los premios Fundación Príncipe de Gerona, y la última vez en honor al presidente de Colombia en marzo del año pasado.

¿Por qué ahora, un corte tan radical? Mucho se ha elucubrado sobre los motivos que habrían conducido a la Reina a renovar su imagen. El principal, que ha querido romper con la etapa anterior de Princesa de Asturias para ofrecer un aspecto nuevo vinculado a su papel de Reina. Asimismo, que ha querido tansmitir una imagen de modernidad, en la línea con los looks actuales que ha lucido en las últimas salidas al cine con el Rey. Y así, diversas teorías. Pero lo cierto es que, según cuentan desde el círculo más íntimo de la Reina, Doña Letizia ha querido cortarse el pelo simple y llanamente por una cuestión de estética. También aseguran que a la Reina le ha sorprendido mucho el revuelo que se ha levantado alrededor de su corte de pelo.

Lo cierto es que si el Jefe de Estado es más dado a cambiar su imagen –si en la Pascua Militar de 2014 apareció sin barba por sorpresa, ahora se la ha dejado nuevamente–, los cambios de look de Doña Letizia han sido más graduados. En 2003, doña Letizia se presentó como futura Reina de España con media melena y la raya lateral.

En los años siguientes, Doña Letizia nos acostumbró a una melena desfilada y con las puntas hacia arriba, hasta que en 2008 se hizo un corte radical por encima de los hombros, con toda probabilidad el estilo que menos le ha favorecido. Y, hasta el pasado lunes, nos habíamos acostumbrado a verla con el pelo liso de media melena, simplemente suelto o también con trenzas laterales, como en la proclamación de Felipe VI el 19 de junio del año pasado.

Por el contrario, Doña Sofía ha sido siempre más contraria a innovar su aspecto, de hecho, siempre ha llevado el mismo estilo de peinado: melena corta ligeramente capeada.

A pesar de que desde el entorno de Doña Letizia se asegure que simplemente ha querido tener un cambio de look y no haya ninguna intención añadida, su nuevo aspecto ha cruzado nuestras fronteras, y el eco en la prensa internacional no se ha hecho esperar, sobre todo por parte de la inglesa que no ha dudado en apodarla «Sexy Queen».

El detalle

UN RECOGIDO EN EL PREMIO CERVANTES

De sorpresa en sorpresa. Tras asombrar el lunes con su corte de pelo «bob», la Reina cambió el jueves (en la imagen) de registro en la entrega del Premio Cervantes. Quiso ofrecer un aspecto más clásico con un recogido que, considerando lo corto que se ha dejado el pelo, era un postizo realizado con cabello natural –se ignora si era suyo después de habérselo cortado o de otra persona– para dotar al moño de más volumen. Lo que es evidente es que le daba un aspecto natural e institucional, como requería la ocasión.