Pedro Sánchez, de vacaciones en Doñana y Lanzarote

El presidente pasará esta noche y Navidad en el palacio presidencial del Coto de Doñana y el Fin de Año en Canarias.

En agosto pasado, Pedro Sánchez estuvo en Huelva con su mujer, Begoña Gómez, Angela Merkel y el marido de ésta, Joachim Sauer
En agosto pasado, Pedro Sánchez estuvo en Huelva con su mujer, Begoña Gómez, Angela Merkel y el marido de ésta, Joachim Sauer

El presidente pasará esta noche y Navidad en el palacio presidencial del Coto de Doñana y el Fin de Año en Canarias.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, celebrará la Nochebuena y el día de Navidad junto a su familia en la finca de las Marismillas en el Parque Nacional de Doñana (Huelva), según informó a Europa Press fuentes de Moncloa. Sánchez tiene previsto reincorporarse a su despacho el miércoles tras pasar unos días de vacaciones en la finca, propiedad de Patrimonio del Estado, que también fue utilizada por los anteriores presidentes.

No obstante, antes de esos dos días de asueto familiares, Sánchez cumplirá hoy con la tradición de conectar con todas las misiones internacionales en las que participan las Fuerzas Armadas. Felicitará la Navidad a los militares que se encuentran desplegados en operaciones en el exterior a bordo del portaeronaves Juan Carlos I, estacionado en la Base Naval de Rota (Cádiz), junto a la ministra de Defensa, Margarita Robles.

El palacio de las Marismillas es una construcción de estilo colonial de principios del siglo XX ubicada en el extremo sur de Doñana. Solo puede accederse a él cruzando el Guadalquivir des-
de Sanlúcar de Barrameda o, en bajamar, recorriendo 30 kilómetros de playa desde Matalascañas, un aislamiento natural que facilita mucho la tarea de los servicios de seguridad, por lo que resulta un lugar idóneo de vacaciones para los máximos mandatarios. El palacio fue rehabilitado durante los mandatos de Felipe González (1982-1996) y desde entonces en él se han alojado todos los presidentes del gobierno. No es la primera vez que Sánchez visita dicho paraje ni finca. El pasado mes de agosto se reunió allí con la canciller alemana Angela Merkel.

Visitas ilustres

Asimismo, Felipe González invitó allí al entonces presidente francés, François Mitterrand (1988), al canciller alemán Helmut Kohl (1989) o al ex presidente de la ya desaparecida URSS Mijail Gorbachov (1992). Por su parte, José María Aznar invitó a la finca al entonces primer ministro británico, Tony Blair, que pasó en Doñana unos días justo después de pactar el acuerdo de Viernes Santo en la Semana Santa de 1998. Blair llegó tarde a esas vacaciones, precisamente por la negociación con el IRA, aunque envió por adelantado a su familia y los Aznar los acogieron «con enorme gentileza», según relata Blair en su autobiografía. Entre los invitados de Aznar estuvieron también el entonces presidente de México, Ernesto Zedillo, y el de Colombia, Andrés Pastrana, así como el primer ministro marroquí Abderramán Yusufi.

Tras la celebración del Consejo de Ministros en Madrid el día 28, Pedro Sánchez pondrá rumbo a las Islas Canarias, concretamente hacia el conjunto residencial La Mareta (Costa Teguise, Lanzarote). En él se hospedará hasta al 6 de enero. Antes de pertenecer a Patrimonio Nacional esta residencia era propiedad del rey Hussein II de Jordania, que no la usaba y en 1989 decidió regalársela a Juan Carlos I, que la cedió. Con un terreno de 30.900 metros cuadrados, tiene dos piscinas, jardín con lago, villa principal y otras adyacentes, un helipuerto y acceso directo al mar. El interior fue diseñado por el artista César Manrique. En ella se han alojado grandes personalidades, aunque no en los últimos diez años hasta que Sánchez la usó el pasado octubre.