Actualidad

Cinco consejos para tener un armario sostenible

La ropa de segunda mano es una tendencia de la lucha contra el cambio climático. Cada vez más tiendas se dedican a ello

La ropa de segunda mano es una tendencia de la lucha contra el cambio climático. Cada vez más tiendas se dedican a ello.

Publicidad

El verano dura poco y es probablemente la mejor época para replantearse un cambio de armario, hacer revisión de prendas y afrontar el curso empezando con esa actividad tan catártica como hacer limpieza. Para quien quiera replantearse si es posible hacer de su armario un lugar en armonía con su personalidad, sus intereses y, ya de paso, el universo y la naturaleza, aquí van cinco simples consejos para saber cómo afrontar el reto sin perder la cabeza. Lo primero es revisar el armario. «Haga dos selecciones. Deje en su armario las prendas que le sientan bien, están en buen estado y sabe que va a seguir utilizando (así también tomará constancia de la ropa que tiene y podrá reencontrarse con sus prendas favoritas olvidadas al fondo de su armario). Por otro lado, saque de su armario la ropa que no se ponga hace dos años o más, la que ya no le gusta y la que no le va y piense qué hacer con ella. Puede regalarla a algún amigo o familiar al que crea que le puede gustar. Cámbiela; apúntese a alguna fiesta de intercambio de ropa (swapping party) o anímese a organizar una entre sus amigos», explican las expertas en moda sostenible de Slow Fashion Next. Además. Las alternativas también incluyen acciones más clásicas como donar las prendas a Cruz Roja, tiendas Oxfam Intermón Segunda Oportunidad, Emaus, Coopera o Humana. También se pueden vender. En la red hay diferentes app como, por ejemplo, Chicfy y plataformas desde donde poder vender la ropa en buen estado para darle una segunda oportunidad. También se puede participar en algún mercadillo de segunda mano para vender la ropa en un puesto como el Adelita Market en Madrid. La última opción es reciclar; llevarlas al punto verde o punto limpio de la ciudad donde recogen los residuos especiales que no van a las contenedores habituales.
Con lo que queda en el armario se pueden hacer diferentes combinaciones. Existen numerosas webs y bloggers que afirman ser capaces de vivir con poco más de 30 prendas en el armario. «Piense en las tres principales actividades de su vida en las que invierte más tiempo y en el tipo de ropa y colores que necesitaría y piense si con la ropa que tiene en el armario y las combinaciones que ha hecho tendría cubiertas sus necesidades y anote en una lista esa prenda que le falta para terminar el look que realmente necesita. Una vez tenga la lista mire si en las tiendas o markets donde participan los diseñadores locales puede encontrarlo (piense que cuando está comprando a diseñadores locales está fomentando el emprendimiento y el empleo local con el consiguiente beneficio para el medio ambiente). También puede buscar marcas con impacto positivo desde el Directorio de Marcas de Moda Sostenible de Slow Fashion Next», dicen las portavoces del movimiento en España.
Y por último, para garantizar que las prendas le durarán mucho tiempo intente cuidarlas siguiendo las indicaciones de las etiquetas y utilice preferiblemente jabones

ecológicos.